BRUSELAS (Reuters) – Tres ciudades de la Unión Europea se retiraron de la carrera para albergar la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por su sigla en inglés) antes de la votación secreta prevista para la tarde del lunes para escoger la nueva sede de la agencia mientras Reino Unido se prepara para salir del bloque.

Ser la nueva sede de la EMA y de la más pequeña Autoridad Bancaria Europea (ABE), las dos actualmente en Londres, significaría nuevos empleos, comercio y prestigio. Por tanto, la competencia ha sido dura, aunque también ha habido signos de solidaridad regional.

Malta se retiró el viernes de la carrera para ser la nueva sede de la EMA y Croacia e Irlanda hicieron lo mismo el lunes, dejando a 16 países de la UE en competencia por albergar a la EMA. Sin embargo, Dublín continúa entre las ocho ciudades que compiten por alojar a la ABE.

Las dos ganadoras -el país que gane la EMA no podrá concurrir a ganar también la ABE- serán seleccionadas el lunes en una serie de votaciones tan complejas que es difícil predecir el resultado. El comienzo de las votaciones está previsto para las 1500 GMT.

El ministro italiano para la Unión Europea, Sandro Gozi, dijo que Milán era una buena candidata, pero añadió que era “imposible decir” cómo acabaría la votación.

Pese a la rivalidad entre estados, hay algunas señales de solidaridad regional. Por ejemplo, Italia ha estado contando en el apoyo por parte de sus vecinos del sur de la Unión Europea y el ministro de Relaciones Exteriores belga dijo que Ámsterdam sería una buena opción, pese a que Bruselas compite por ambas agencias.

El ministro de la República Checa para la Unión Europea, Ales Chmelar, dijo que Praga, que está compitiendo por la ABE, esperaba que al menos una de las dos agencias se reubique en la Europa del Este excomunista y menos desarrollada, donde la capital eslovaca, Bratislava, también es una candidata importante a la EMA.

Está previsto que Reino Unido salga de la Unión Europea en marzo de 2019.