Redacción BLesLos medios de comunicación y muchos gobernantes, sobre todo los demócratas, han generado en la sociedad una especie de adoración hacia las máscaras, incentivando e incluso obligando su uso para prevenir el contagio del virus PCCh. Pero un reciente estudio determinó que utilizar máscaras usadas o con suciedad, es incluso peor que no utilizar nada, sin embargo es así como lo utiliza la mayor cantidad de gente. 

Un nuevo estudio publicado por investigadores en el campo de la física de fluidos confirmó que una buena máscara, en general, reduce las probabilidades de contagiar el virus PCCh. Sin embargo, el estudio aclara que ese dato sólo se confirma en los casos en que la máscara esté limpia y no haya sido utilizada en exceso. Informó The Blaze.

La suciedad y el uso excesivo de una máscara, provoca una inevitable tasa de filtración deficiente aumentando de forma considerable la posibilidad de contagio.

Los investigadores llevaron a cabo su estudio creando un modelo computarizado de flujo de aire a través y alrededor de varios tipos de máscaras faciales protectoras, y evaluando hasta qué punto esas máscaras eran efectivas para evitar que partículas de varios tamaños llegaran a las áreas del cuerpo que se sabe que son receptores para el virus PCCh, como la nariz y los pulmones.

Le recomendamos:

El estudio determinó que usar máscaras, independientemente de su eficiencia de filtración, es eficaz para evitar que partículas de cualquier tamaño lleguen a los pulmones.

Sin embargo, con respecto a la cavidad nasal, los hallazgos fueron más complejos y revelaron algo que los expertos indicaron como un “hallazgo inesperado”: “Máscaras que restringen indebidamente el flujo de aire, particularmente aquellas que se han obstruido y ensuciado, en realidad podría aumentar el riesgo de que COVID-19 se asiente en la cavidad nasal”.

Los resultados del estudio deberían generar una alarma en la clase política y profesionales de la salud. Sobre todo de aquellos que han promovido el uso extremo de las máscaras, incluso algunos políticos lo recomendaron para utilizar ‘dentro de las casas’.

El asesor principal sobre el virus PCCh de la administración Trump, Dr. Scott Atlas, varias veces se ha expresado de forma crítica a lo que denominó una “obsesión” por el uso de máscaras. Además afirmó que las leyes que obligan al uso universal de máscaras no funcionan para suprimir la propagación del virus.

El Dr. Scott Atlas fue entrevistado en un programa de Fox News en octubre, donde cuestionó abiertamente el uso indiscriminado de mascarillas y la actitud casi de adoración que tienen algunas personas hacia el objeto en cuestión, informó Just the News.

Durante el programa, Atlas apuntó contra lo que llamó una “obsesión extraña y tonta en este punto de que todos deben tener un enmascaramiento universal”. 

Durante su entrevista, Atlas nombró varios lugares tanto en Estados Unidos como en el exterior, desde Hawai hasta el Reino Unido, en los que se han impuesto fuertes regulaciones para obligar a la población a utilizar máscaras, sin embargo ninguno de esos lugares lograron detener la propagación del virus del PCCh, incluso han detectado aumentos importantes en la cantidad de casos.

El presidente Trump ha resistido muchas críticas, sobre todo por parte de los medios hegemónicos y políticos demócratas, por no promover una legislación estricta a nivel nacional sobre el uso de las mascarillas como sucede en otros países. Sin embargo, cada estado mantuvo la libertad de poder hacerlo y muchos han desarrollado algún tipo de regulación al respecto.

El Dr. Atlas defendió a Trump asegurando, “El presidente tiene una política de máscara racional y de sentido común. Si no puede distanciarse socialmente, use una máscara, especialmente cuando tiene un alto riesgo”. También añadió que los estadounidenses se están hartando de su uso y eso es importante comprenderlo.

Andrés Vacca – BLes.com