- BLes - https://bles.com -

Testimonios: Una disciplina espiritual que beneficia la salud y la sociedad

Cada practicante de la disciplina espiritual de la Escuela Buda Falun Dafa [1] -también conocida como Falun gong- se ha beneficiado tanto física como mentalmente. Quienes lo practican y son constantes disfrutan de buena salud y una actitud positiva.

Las historias que presentamos a continuación pertenecen a personas cuyas vidas mejoraron al practicar Falun Dafa. Esperamos que ayuden a desmistificar a la práctica y beneficiar al lector.

La Sra. Wang Haiping: Saliendo de la desesperación

La Sra. Wang Haiping, de 54 años de edad, es residente de la Ciudad de Dalian, Provincia de Liaoning, China. Después de cumplir los 25 años de edad, se preocupaba por un futuro lleno de enfermedades.

Fue diagnosticada con un problema coronario cuando cumplió los 25 años. Pronto, dio a luz a su niño, pero desarrolló enfermedades severas como resultado de la cesárea, incluyendo adherencia intestinal, hemorroides, inflamación pélvica y menstruación irregular. Desde entonces, no podía vivir sin una dosis de medicamentos diarios y su condición empeoraba año tras año.

Más tarde desarrolló hepatitis B, rinitis alérgica y asma. Probó con medicina occidental, medicina china y lo que estaba disponible en el mercado, pero nada la aliviaba. En vez de mejorarse, desarrolló neuralgia, un desorden doloroso que causaba ardor y dolor punzante en parte de su cara. Su cuerpo entero también le dolía. Calmantes fuertes y otros medicamentos no le aliviaban y su condición solo empeoró.

El dolor hizo que deseara el final, pero no tuvo otra alternativa que continuar ya que tenía que cuidar de su padre quien sufrió un derrame cerebral, tenía un hijo pequeño que necesitaba una madre, y un esposo que estaba discapacitado.

Cuando escuchó acerca de las mejoras de salud en las personas que practicaban Falun Dafa en octubre de 1996, decidió probarlo. Solo le tomó un mes recobrarse de sus dolencias una vez que comenzó esta práctica de cultivación.

Se volvió una mejor persona, considerada y más tolerante. La vida de su familia mejoró y vivieron una vida armoniosa.

Luego de ser testigo de su recuperación, su esposo decidió también convertirse en buena persona. Decidieron mudarse del apartamento temporal del trabajo, y ya no tomaron cosas del trabajo para uso personal.

Compraron el apartamento de sus suegros, ya que sus cuñados no estaban interesados. Sin embargo, luego de que sus suegros fallecieran, su cuñado quería el apartamento. No pelearon con él y le dejaron tener el apartamento.

Ejercicios suaves de Falun Dafa en distintos lugares del mundo. Actualmente Falun Dafa se practica en más de 100 países.
Ejercicios suaves de Falun Dafa en distintos lugares del mundo. Actualmente Falun Dafa se practica en más de 100 países de manera libre y gratuita.

Sra. Xu Hongli: Vida renovada

La Sra. Xu Hongli, de 50 años de edad, era residente de la ciudad de Xinxiang, provincia de Henan.

Desde su niñez, sufría de mala salud y no sabía lo que era una vida libre de enfermedades. Tenía dificultades para dormir y cualquier ruido la despertaba. También sufría de constipación severa y solo podía tener algún alivio cuando tomaba medicamentos.

Experimentó dolores de menstruación severos desde los 12 años de edad, y cada mes, el dolor era tan fuerte que por dos días golpeaba su cabeza contra la pared. No podía comer o beber nada, vomitaba todo durante esos dos días. Su familia no podía encontrar algo que le ayudara.

El dolor le ocasionaba migrañas, le dolía la sien y el oído timbraba. En su último año de escuela secundaria, de repente perdió la razón. Tuvo que salir del colegio. Luego de varios meses de tratamiento, regresó al colegio y pudo graduarse al siguiente año.

No tenía intención de tomar el examen nacional de la universidad. Sin embargo, su madre la alentaba. Decidió tomarlo y para su sorpresa, fue admitida a un colegio terciario. Luego de graduarse del colegio, obtuvo un trabajo en el Hospital de Mujeres y Niños en su pueblo natal, Xinxiang. Estaba feliz de trabajar junto con doctores ginecólogos y tenía esperanza de encontrar una cura.

Los expertos doctores a su alrededor fallaron en tratarla y le sugirieron que consultara con doctores en el mejor hospital de la nación, el Hospital Universitario Unión de Beijing. Solo encontró más noticias malas: no había cura alguna.

Su madre también tenía mala salud: tenía problemas estomacales y no podía comer normalmente. Se volvió muy delgada y siempre se veía triste. Recuerda que cuando cumplió 40 años, el cabello de su madre se tornó gris y lucía como si estuviera más de 60. Tuvo dificultad para hacer sus tareas en el trabajo y fue forzada a retirarse a los 44 años en 1988.

Pero en 1996, su madre empezó a practicar Falun Dafa y todo cambió. Se recuperó de todas sus enfermedades en una semana de aprender la práctica. Ya no tenía mal carácter y sonrió nuevamente.

Siendo testigo de la recuperación de su madre, la Sra. Xu estaba en shock. Aún así, titubeó en tomar la práctica. Dos años más tarde, en marzo de 1998, a la edad de 30 años, se convirtió en una practicante de Dafa.

Poco después recobró la buena salud, luego de sufrir durante dieciocho años. Ya no estaba depresiva, y experimentó lo que es ser saludable.

Siguiendo los principios de Dafa, Verdad-Benevolencia-Tolerancia, dejó sus malos hábitos, aprendió a mirarse dentro durante tiempos de conflicto y tomó levemente los intereses personales. Su familia se volvió armoniosa.

Zhuan Falun, libro principal de la disciplina Falun Dafa
Zhuan Falun, libro principal de la disciplina Falun Dafa

La Sra. Liu Hui: Recobrando la vista

La Sra. Liu Hui, de 46 años, es una excelente maestra de escuela primaria en la Ciudad de Chengdu, Provincia de Sichuan.

Había nacido miope. De pequeña, el doctor le prohibió hacer ejercicios extenuantes, ya que podría causar desprendimiento de la retina. Tuvo que someterse a una operación ocular en 1991, a los 19 años de edad. Sin embargo, la operación falló y desarrolló lesiones en los ojos. Desde allí, tuvo que cubrir sus ojos con una venda cada noche para poder tener visión clara el día siguiente. El doctor no podía encontrar la causa.

Sin embargo, sus ojos se hinchaban si la venda estaba muy apretada, y su visión estaría nublada al día siguiente si no los vendaba lo suficientemente apretado. La venda también le causaba insomnio. También existía la posibilidad de perder la vista en cualquier momento. Vivía con temor y desesperación y no veía esperanza en el futuro. Desarrolló mal carácter.

Leyó el libro Zhuan Falun [2] en noviembre de 1997 en la casa de una compañera del colegio y lo encontró único. Estaba muy cansada esa noche y se olvidó de vendar sus ojos. Aún así, no tuvo problemas con su visión el día siguiente.

Mientras continuaba practicando Falun Dafa, se recobró de sus otras enfermedades, tales como anemia, acné, enfermedades ginecológicas y gastritis. Estaba llena de energía y mostraba menos y menos su mal carácter.

También aprendió a respetar y proteger a otros y miraba en su interior cuando enfrentaba conflictos. Siguiendo los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia, vivió una vida armoniosa.

Practicante de Falun Dafa estudia el libro principal de la disciplina, Zhuan Falun

Recuperado de una infección de sangre luego de practicar Falun Dafa por una semana

El Sr. Wu Junde, de 59 años de edad, es un practicante de Falun Dafa de la ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning, China. Era un exempleado de la Compañía Ferroviaria de Jinzhou.

Antes de practicar Falun Dafa en julio de 1997, fue diagnosticado con septicemia avanzada, con la pérdida de sus funciones hematopoyéticas y bajo recuento de plaquetas sanguíneas. No había tratamiento disponible para su condición.

Apenas tenía más de treinta años y quería desesperadamente recuperarse. Probó con muchas prácticas de qigong sin resultado alguno. Uno de sus colegas le sugirió que practicara Falun Dafa, ya que era sabido que las personas que practican este qigong se recobraban de sus enfermedades.

Cuando hizo los ejercicios de Falun Gong por primera vez, se sintió tan bien que continuó haciéndolos cada día. También leía el libro Zhuan Falun [2], el libro principal de Falun Gong, y supo por qué la gente se enferma.

Aprendió que debe seguir los principios de Falun Dafa, Verdad-Benevolencia-Tolerancia, en su vida diaria, cultivar su carácter moral y mantener virtud.

Con una semana de práctica, su cuerpo se sintió liviano y todos los síntomas de la septicemia desaparecieron.

Practicantes de Falun Dafa hacen un llamado por el fin de la persecución
Practicantes de Falun Dafa hacen un llamado por el fin de la persecución en China.

Siguiendo Verdad-Benevolencia-Tolerancia en la vida diaria

Los cambios asombrosos que experimentó al practicar Falun Dafa lo hizo entender qué tan valioso es y estaba determinado en practicarlo. Ahora, se esfuerza por vivir con los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Considera las necesidades de otros primero y trata de ser una buena persona todo el tiempo.

Antes, lo conocían por su mal temperamento, y tenía fama de ser un peleador que se ofendía por sus intereses personales. Nadie se atrevía a pedirle que hiciera algo.

Luego de practicar Falun Dafa, se convirtió en una persona considerada. En el trabajo, seguía órdenes y trabajó arduamente. Nunca se preocupó de proteger sus propios intereses personales y terminaba lo que le asignaban sin importar la situación ni cuán cansado estaba. No importaba quién necesitaba ayuda, nunca titubea en darla. Más de una vez ha rescatado a la gente del peligro.

Rescatando a la gente en accidentes de tráfico

Un día, una doctora sufrió un accidente en su motocicleta. La motocicleta cayó encima de ella y perdió el conocimiento. El Sr. Wu la vio y fue rápidamente a rescatarla. Los espectadores, que la conocían, dijeron: “No la toque. Su familia recurre a la extorsión, tratarán de extorsionarte con dinero”.

En la China actual, es común que extorsionen a los rescatistas. Así que, cuando la gente se encuentra con accidentes, se rehúsa a ayudar.

El Sr. Wu no tenía tales prejuicios y estaba siempre dispuesto a ayudarla. Sacó a la señora de abajo de la motocicleta, detuvo a un autobús y la depositó en él. Por coincidencia, el conductor del autobús conocía a la doctora y la llevó a un hospital en Shenyang.

Más tarde, la familia de la doctora ubicó al Sr. Wu y le dieron las gracias sinceramente.

Cuando caminaba cerca de un puente en el otoño del 2004, una motocicleta de tres ruedas se pasó la curva justo antes del puente y cayó en una cuneta de dos metros de profundidad. El vehículo se dio vuelta, y el conductor estaba boca abajo, no podía moverse y estaba desmayado.

Había muchos espectadores, pero nadie tomó acción. El Sr. Wu se metió en la cuneta y utilizó sus mangas para remover el vidrio roto de la ventana del vehículo. Sacó al conductor a través de la ventana porque la puerta estaba atascada.

El vidrio cortó sus manos y estaba sangrando. Depositó al hombre en el borde de la cuneta y olió alcohol. La cara del hombre estaba cortada y ensangrentada. Con la ayuda de un hombre joven, escalaron la cuneta jalando al hombre a un lugar seguro.

El hombre recobró la consciencia luego de casi seis minutos. Dijo que su apellido era Wan y le pidió al Sr. Wu a que llamara su familia. Su familia llegó y lo llevaron al hospital. Antes de irse, Wan le pidió al Sr. Wu una tarjeta de presentación. El Sr. Wu dijo: “Necesita ir al hospital. Practico Falun Dafa. Solo recuerde que ‘Falun Dafa es bueno’”.

Perseguido por practicar Falun Dafa

El Sr. Wu es perseguido por el partido comunista chino (PCCh) porque se rehúsa a abandonar su creencia en Falun Dafa. Fue forzado a alejarse de su casa para evitar acoso y arresto. No tiene ingresos y no tiene una vida fácil. Aún así no pide compensación cuando salva a alguien. Piensa primero en aquellos que están necesitados.

Se convirtió en una buena persona que ayuda cuando surge la necesidad. Su bondad emergió porque practica Falun Dafa.

* * *

Falun Dafa fue presentado al público por el Maestro Li Hongzhi en 1992. Vivir de acuerdo con los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia y practicar los cinco ejercicios, fáciles de aprender, mejora la salud física y eleva los valores morales. Cerca de 100 millones de personas practicaban Falun Dafa cuando el partido comunista chino decidió suprimir esta práctica de cultivación en 1999.

Después de casi 20 años de persecución, en lugar de ser eliminada por el partido, Falun Dafa florece en más de 100 países. Las enseñanzas de Falun Dafa han sido traducidas a 39 idiomas. Se pueden ver grupos de personas haciendo los ejercicios de Falun Dafa al aire libre en casi todos los países más importantes.

Para más información lea el boletín anual de Minghui [3].

Fuente de información: Minghui.org [4].