Redacción BLes – “Los médicos solo nos dieron un 20 por ciento de posibilidades de que pudiera vivir y estar razonablemente bien”, recuerda Kate French, cuando le dijeron que sería madre de una niña prematura. “Un embarazo normal dura 40 semanas. Sólo estaba a mitad de camino”, pensó.

“Las estadísticas no importan”, dijo el Dr. Germain del All Children’s Hospital de Florida, en Estados Unidos, ante las dudas que le plantearon los French sobre las posibilidades reales de que su hija naciera sana y creciera con normalidad.

“La gente siempre me pregunta si recé. Recé de la misma manera en que se dice que la gente reza en las trincheras. Recé con cada pensamiento y cada aliento”, relató la madre según Tampa Bay Times.

Estamos preocupados por que ”no queremos que sufra”, confesó finalmente Tom. “Pero queremos que nuestro bebé tenga una oportunidad”.

Finalmente, la pareja decidió abandonar todos aquellos pensamientos negativos y eligió seguir adelante. La pequeña nació a las 23 semanas y seis días de gestación.

“El ritmo cardíaco es de 170”, gritó un enfermero cuando dio a luz. El bebé era fuerte, y todos lo consideraron una buena señal. Pesaba 570 gramos y medía 30 centímetros. “Mi bebé”, repetía la madre, “mi bebé, mi bebé”.

“Es tan perfecta”, dijo su marido Tom cuando la vio. “Es tan hermosa. Esa es mi hija”, expresó con satisfacción.

La decisión corresponde a los padres

Aunque las preguntas sobre si viviría eran incontestables, la decisión de mantenerla con soporte vital y darle la oportunidad de vivir le correspondía a los padres, no a los médicos ni al estado.

Los médicos la metieron rápidamente en la incubadora. “Su piel era casi translúcida, y a través de su pecho podía ver su corazón latiendo”, precisó kate.

La enfermera abrió una portilla de la máquina, usó un estetoscopio del tamaño de una moneda de 25 centavos para escuchar los pulmones del bebé y mencionó: “Por ahora se ve bien”.

Luego “me mostró cómo meter las manos por el pequeño hueco redondo de la incubadora y me explicó cómo tocarla. No puedes frotarles la piel, pues se les desprendería. Cuando nacen tan pronto, solo presionas suavemente”, dijo Thomas.

“Puse mi dedo izquierdo suavemente en la palma de su mano y ella lo agarró con fuerza”, continuó diciendo. “En aquel momento todos mis miedos desaparecieron. Ella era lo más hermoso que jamás había visto. Y le dije: ‘Oye, cacahuete, soy papá'”.

La pequeña lucía muy frágil, e incluso el delicado manejo después del nacimiento la había dejado con moretones, y una red de cables, sensores y electrodos en su pecho, la cubría y le suministraban cafeína, antibióticos, analgésicos y sedantes, además de la nutrición líquida intravenosa.

Pese a todo siguió aferrándose a la vida

En las semanas siguientes, la pequeña sufrió una infección en los intestinos, que preocupó a los doctores y a los padres. Pese a todo siguió aferrándose a la vida y se recuperó.

Más tarde tuvo una recaída y la cosa pintaba bastante mal cuando de repente abrió los ojos por primera vez. La doctora lo tomó como una señal de que no debían darse por vencido y preparó una intervención quirúrgica de emergencia.

La operación fue corta, no así su recuperación. El padre en un intento por combatir su impotencia, empezó a leerle a la pequeña. Pensó que, en cierto modo, esto la ayudaría, así que ya no dejó de hacerlo.

La pequeña atravesó por problemas respiratorios y le diagnosticaron un coágulo en el corazón a sus 2 meses de vida. Más tarde también afrontó otras dolencias según atestiguó su madre.

Los días fueron pasando y Juniper cumplió los 3 meses. Los médicos anunciaron que pesaba cerca de un kilo y medio, gozaba de buena salud, y el coágulo así como otras afecciones habían desaparecido.

A los 6 meses y medio de tratamiento, le dieron el alta en el hospital. Juniper salía airosa tras ganar una batalla que duró 196 días. Ahora tiene 8 años, le gusta dibujar, hacer gimnasia y patinar sobre hielo.

Juniper se divierte junto a sus papás.
Juniper se divierte junto a sus papás.

De acuerdo a BBC, dijo recientemente que quiere estudiar para ayudar a todos los niños necesitados cuando sea mayor.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: Salud