Redacción BLes – Molly Hughes, una niña estadounidense de 1 año de Bowling Green, Kentucky, venció el cáncer después de que se le diagnosticara un neuroblastoma en etapa terminal a los cinco meses de edad, describió WBKO.

El neuroblastoma representa la mitad de los cánceres que sufren los bebés, y la mayoría de los niños son diagnosticados con la enfermedad antes de cumplir los cinco años, de acuerdo al Hospital Infantil St. Jude.

“Me caí al suelo después de colgar el teléfono y la abracé durante cinco minutos”, dijo su mamá, Chelsea, tras recibir la llamada de los médicos que le confirmaron que su hija se recuperó del cáncer después de 15 meses de tratamiento, y de que en enero concluyera su quinta ronda de quimioterapia, además de recibir múltiples cirugías, radiaciones y otros procedimientos intensivos.

Para celebrarlo, la familia organizó una sesión fotográfica protagonizada por Molly, quien anunció la noticia con una pequeña pancarta, como se puede apreciar en la foto.

Crédito: Chelsea Hughes

“Lo está haciendo muy bien, ni siquiera se puede decir que alguna vez estuvo enferma”, comentó Chelsea a People. “Está jugando y es salvaje como cualquier otra niña de un año”.

Riesgo de recaída

Sin embargo, los progenitores reconocieron que aún debe participar en tratamientos adicionales para evitar que regrese la enfermedad.

“El neuroblastoma tiene un alto riesgo de recaída, así que ayer comenzó un medicamento de prueba que ayuda a prevenir la recaída, y lo tomará durante dos años y se hará exámenes cada tres meses”.

“Mucha gente ha estado diciendo que está ‘libre de cáncer’ pero técnicamente no está libre de cáncer hasta que no transcurren cinco años.Lo cierto es que está en remisión y sus escáneres no mostraron evidencia de la enfermedad”, determinó Chelsea.

“¡Nuestro Dios es tan bueno! ¡Gracias a todos por las oraciones!”, escribió en las redes sociales recientemente antes de anunciar que la niña comenzará a tomar un medicamento “de prueba llamado DFMO que le ayudará a mantener a raya el cáncer, y que se hará exámenes cada 3 meses para asegurarse de que no haya recaída”.

Crédito: Chelsea Hughes
Crédito: Chelsea Hughes

“Por favor, ¡continúen orando para que el cáncer se mantenga alejado para siempre!”, reiteró especificando que espera que la historia de Molly provea de aliento a aquellas personas que se encuentran en situaciones parecidas.

“Cuando Molly fue diagnosticada por primera vez, escuchar otras historias alentadoras nos ayudó a darnos esperanza, así que sólo espero que otros que escuchen su historia puedan encontrar esperanza y fortaleza”, concluyó.

Cabe mencionar un caso similar que ocurrió a finales de 2018, donde otra niña texana de 11 años que había sido diagnosticada de un tumor cerebral inoperable en junio se recuperó totalmente y los médicos quedaron atónitos.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados