Una bebé de dos años en China había recibido de sus padres un teléfono móvil cuando cumplió solo un año para mantenerla “callada”, pero al notar que fruncía el ceño y entrecerraba los ojos la llevaron al oftalmólogo, quien le diagnosticó miopía severa e irreversible.

La grave afección le ocasionó una pérdida de visión tal a la niña que tuvieron que adaptarle gafas con una potencia de -9 dioptrías (D), informó Daily Mail el 13 de junio de 2019.

La menor, de la ciudad de Jiagsu, usaba el teléfono todos los días lo que resultó excesivo para sus ojos en desarrollo.

De acuerdo con lo declarado por la Dra. Liu Li, del Centro de Servicios de Atención Maternoinfantil de Yangzhou, el estado de salud de la niña es irreversible y es probable que su vista empeore a medida que crezca, según el mismo medio.

Por otro lado, en China ya se convirtió en epidemia la miopía entre los niños, y se considera que los dispositivos celulares son una de las causas principales.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud recomendó en abril, que los niños menores de un año no deberían estar expuestos a las pantallas electrónicas y que para los niños de entre dos y cuatro años se limitara el tiempo de “pantalla sedentaria” a una hora cada día.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Salud

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.