Muchas personas no tienen conciencia de lo peligroso que es exponerse constantemente a los rayos del sol sin protegerse con bloqueador o cremas especiales. Por eso una mujer de Austin, Texas, Estados Unidos, quiso exponer la cruda realidad a la que se enfrentó mientras luchaba contra un agresivo cáncer de piel llamado melanoma desmoplástico.

Se trata de Bethany Gambardella – Greenway, de 41 años, quien cuando estaba embarazada de su segundo hijo descubrió que tenía un extraño punto oscuro en la piel. “Fue en 2015, y pensé que tendría que ver con los cambios hormonales y, cuando fui al médico, el dermatólogo me aseguró que era una mancha de la edad”, relató.

Sin embargo, esta madre de dos hijos, explicó que 18 meses después le apareció una dolorosa verruga, y una biopsia reveló que era un agresivo cáncer y, pese a que le quitaron el melanoma, vieron que se había extendido a los huesos y a los nódulos linfáticos, así que en octubre de 2016 comenzó la inmunoterapia, consignó el sitio de entretenimiento, Bored Panda.

“La radiación era lo peor. Era sencillamente un infierno. Me alcanzó el interior de la boca. Me dolía siempre la garganta. Tenía la piel llena de heridas, perdí la capacidad de saborear la comida, mi voz se puso ronca, y en la tercera semana se me empezó a caer el pelo en la zona tratada”, explicó.

Agregó que cuando terminó el tratamiento había perdido 18 kilos, porque comer era una tarea muy difícil para ella. Actualmente se encuentra curada completamente de la radiación, que le dañó de forma permanente una glándula salival y alteró el nacimiento de su cabello.

Si bien a Bethany no le sorprendió el diagnóstico, porque su madre también tuvo un melanoma a la misma edad y aunque ha terminado el tratamiento y esté sana, quiere animar a la gente a ponerse cremas solares para que no tengan que pasar por lo mismo que ella. “Por favor, dejen de tomar sol y de exponerse a los rayos UVA. Un bronceado no es un signo de salud, es piel dañada”, recalcó.

Factores de riesgo

Existen factores de riesgo para el cáncer de piel o melanoma:

. Exponerse a la luz solar natural o artificial (como la de las camillas de bronceado) por mucho tiempo.

. Tener tez clara en la que salen pecas y se quema con facilidad, que no se broncea o se broncea mal.

. Ojos azules, verdes o claros.

. Cabello rojo o rubio.

. Presentar queratosis actínica.

. Haber recibido tratamiento con radiación.

. Tener debilitado el sistema inmunitario.

. Estar expuesto al arsénico.

Asimismo, aunque tener la tez clara es un factor de riesgo del cáncer de piel melanoma y no melanoma, el cáncer de piel se presenta en personas de todos los tipos de piel.

Cómo podemos prevenir un cáncer de piel

Aunque no se haya demostrado que proteger la piel y los ojos del sol reduzca el riesgo de cáncer de piel, los expertos aconsejan lo siguiente:

. Usar protector solar contra la radiación UV.

. No estar al sol durante periodos prolongados, especialmente cuando este está en su punto más fuerte.

. Usar camisas de manga larga, pantalones largos, sombreros para el sol y anteojos de sol cuando se está al aire libre.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Fuente: Bio Bio Chile.

‘Falun Dafa’, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Categorías: Salud