Redacción Bles – Manuel Espinoza Silva, un médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS) de Perú, alertó a través de la Agencia Andina que las fresas contienen parásitos que son muy difíciles de eliminar con agua o lavandina (lejía) y mostró cuál es la manera correcta de lavarlas.

El especialista indicó que tanto las fresas, como las frambuesas, la col o la lechuga, son contaminadas con el huevo del parásito conocido como ‘Giardia lamblia‘, que al entrar en el organismo produce una infección intestinal que desemboca en cólicos, hinchazón, náuseas y episodios de diarrea acuosa.

Hay gente que los lava rápidamente, en una bandeja echa sus gotas de lejía, pone sus frutas o verduras durante 20 minutos y piensa que ya mató todo“, alertó y señaló que las personas no se dan cuenta que lo mismo están ingiriendo estos parásitos.

[Aguacate: una fruta que ayudará con la vitalidad de tu piel y mejorará la salud de tu organismo]

También, Espinoza Silva agregó que es posible encontrar diversos tipos de tenias o cestodos en estas frutas y legumbres, de modo que lavarlas de manera correcta es esencial para evitar contraer cualquier tipo de enfermedad del tracto digestivo.

El especialista informó sobre cuál es la forma correcta de limpiar tanto las fresas como las legumbres, y a continuación podrás saber cómo tienes que hacerlo en detalle.

[Alga azul o espirulina: conoce sus beneficios para la salud]

Pasos a seguir

– Quítale las hojas y ponlas bajo un chorro de agua.

– Crea una solución de agua con unas gotas de jabón líquido y mézclalo.  

– Con una escobilla (o algo parecido a un cepillo de dientes), refriega las fresas una por una.

– Enjuaga las fresas por segunda vez con abundante agua.

– Colócalas en un cubo con agua y agrega varias gotas de lejía. 

– Deja que las fresas reposen por 20 minutos.

– Enjuaga nuevamente.

El infectólogo remarcó que este procedimiento debe seguirse con todos los vegetales de tallo corto como la lechuga, las frambuesas, el nabo y otros, ya que que muchas veces estos son regados con aguas servidas.

Del mismo modo, explicó que cuando uno de estos parásitos logra entrar en el organismo de una persona, se aloja en los intestinos y deja sus huevos, los cuales se desarrollan allí hasta convertirse en parásitos adultos.

Esto produce una infección intestinal que, en sus casos más severos, puede llegar a desarrollar lo que se conoce como Síndrome de malabsorción, una afección que impide la absorción de nutrientes a través del intestino delgado y que puede llegar a desembocar en una anemia.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Temas: Categorías: Salud