Redacción BLes – La dactilitis, popularmente conocida como “Dedos de salchicha“, es la hinchazón total o parcial de los dedos de las manos o pies. Con frecuencia esta condición suele pasar desapercibida ya que la persona cree que se trata de algo pasajero, pero lo cierto es que puede ser indicativo de la presencia de otras enfermedades.

Lo que sucede es que el sistema inmunológico responde a ciertas patologías, una infección o lesiones a través de un proceso inflamatorio, el cual puede causar desde dolor hasta cambios físicos que, por lo general, suelen ser muy molestar para la persona que lo padece.

Causas

[Las lesiones más comunes de los corredores y cómo prevenirlas]

  • Artritis psoriásica: es la causa más común de dactilitis. Esta es una enfermedad autoinmune que causa que las articulaciones se inflamen.
  • Artritis Reumatoide (AR): afecta el revestimiento de las articulaciones causando una hinchazón dolorosa que puede finalmente causar la erosión del hueso y la deformidad de las articulaciones.

[¿Qué es la hipofosfatasia, la enfermedad que miles de personas podrían padecer sin saberlo?]

  • Infección: enfermedad provocada por microorganismos que invaden la estructura y los tejidos del cuerpo.
  • Sarcoidosis: es el crecimiento irregular de pequeños grupos de células inflamatorias en diferentes partes del cuerpo.
  • Tuberculosis: es una infección bacteriana causada por una bacteria llamado Mycobacterium tuberculosis y suele atacar los pulmones, pero puede también dañar otras partes del cuerpo.
  • Anemia falciforme: es una enfermedad de la sangre de origen hereditario y que causa que los glóbulos rojos se deformen o destruyan provocando que no funcionen correctamente.

Síntomas 

  • Hinchazón de los dedos (generalmente toda la mano).
  • Dolor intenso.
  • Enrojecimiento y calor al tacto.
  • Sensibilidad.
  • Disminución parcial o total de la capacidad para mover los dedos.

Tratamiento

Al tratarse de un posible síntoma de infección, el tratamiento suele comenzar con antibióticos incluso antes de que el especialista disponga de la información completa del laboratorio del paciente.

También, lo más habitual es la utilización de antiinflamatorios no esteroideos y la colocación de hielo sobre la zona afectada para reducir el dolor.

Debido a que suele ser difícil de diagnosticar o la información con la que se cuenta es muy escasa, lo más común es realizar un tratamiento con corticosteroides mediante una inyección intralesional, es decir, directamente dentro la zona afectada.

Nota: Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

Sigue leyendo:

.El horror que viven las personas que no pueden escapar de la parálisis del sueño.

.Estudio revela que 1 o 2 siestas a la semana pueden ayudar a reducir el riesgo de infarto o derrame cerebral.

.5 alimentos que te ayudarán a mejorar la salud cerebral y la longevidad.

Le puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Temas: Categorías: Salud