¿Sabías que existen consecuencias neurológicas que se asocian a las altas ingestas de alcohol durante periodos cortos e intensos como Fiestas Patrias, celebraciones o eventos especiales?

Después de una fiesta no sabes por qué se te han olvidado cosas que deberías recordar, tienes dificultades para concentrarte, calcular, entender o aprender. La respuesta es simple y está directamente relacionada a los niveles de alcohol a los que se somete al cerebro durante periodos específicos.

Desde la inhibición de la corteza prefrontal, que provoca estimulación y pérdida de control, hasta la intoxicación, con depresión generalizada de la corteza y de los centros vitales -que podría llevar incluso a un paro cardiorespiratorio y la muerte-, son algunas de las consecuencias del consumo en altas cantidades de alcohol.

[El alcohol es tan destructivo que puede alterar el ADN para generar adicción, alerta estudio]

El director de la Fundación CIEN, el neurocientífico, Sergio Mora, explicó el cuidado con el que se tienen que abordar estos casos. “El alcohol es capaz de atravesar rápidamente la barrera hematoencefálica en un 90%, de ahí que se le atribuya un efecto directo, logrando incluso interferir en los potenciales de acción nerviosa”, indicó.

El nerocientífico, no obstante, expresó que hay que hacer diferencias en los alcances del consumo. “Debemos diferenciar entre efectos agudos y crónicos. Estos últimos tienen consecuencias más profundas e irreversibles ya que como sucede con todas las drogas, su uso crónico produce adicción acompañada de cambios estructurales en el cerebro, mientras que los primeros se relacionan a situaciones de excesiva ingesta de alcohol, en periodos cortos de tiempo”, manifestó.

[Expertos alertan de un creciente aumento del consumo mundial de alcohol]

Mora, además, explicó que el poco cuidado en el consumo de alcohol podría afectar, inevitablemente, el desempeño normal de las actividades posteriores a las fiestas: “Las propiedades depresoras generales del alcohol sobre el sistema nervioso central hacen que ejerza efectos sedantes, ansiolíticos, hipnóticos, relajantes musculares y anestésicos que afectan todo el cerebro, disminuyendo su actividad. y como la mayoría de los medicamentos sedantes-hipnóticos, actúa favoreciendo la inhibición sináptica producida por un neurotransmisor llamado ácido gamma-aminobutírico (GABA), como sucede también, por ejemplo, con fármacos del tipo barbitúricos y benzodiacepinas”, afirmó.

Trastornos en el sistema nervioso central, alteraciones en la memoria y en las funciones intelectuales como cálculo, comprensión y aprendizaje, son parte de las consecuencias generadas por la disfunción aguda del cerebro sometido al consumo excesivo e irresponsable de alcohol que, si se vuelve crónico puede llevar a la adicción o alcoholismo, enfermedad de muy difícil tratamiento.

Fuente: Bio Bio Chile.

Sigue leyendo:

. El alcohol es tan destructivo que puede alterar el ADN para generar adicción, alerta estudio.

. Expertos alertan de un creciente aumento del consumo mundial de alcohol.

. Beber poco alcohol no es beneficioso para la salud y tampoco alarga la vida.

Te puede interesar: Luego de 40 años de crímenes y drogas, su vida se transformó milagrosamente

videoinfo__video2.bles.com||8e571bde7__

Categorías: Salud

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.