Los nutricionistas son parte de los profesionales expertos en la alimentación y por tanto a ellos se les consultan casos específicos, para determinar el balance nutricional de las personas interesadas en el tema.

No obstante, ciertos alimentos han sido señalados científicamente como de alto riesgo en cuanto al incremento de la obesidad, en general, para las personas que los consumen.

Un estudio que contiene datos estadísticos de 170 países concluye que el azúcar es el alimento que lidera el incremento de peso corporal entre quienes la ingieren, señala El comercio, citando a BMC Nutrition.

[Declaran alerta sanitaria por toxina botulínica en el atún de la marca Día en España]

En particular las bebidas azucaradas, señala la Universidad de Harvard. Cinco de los alimentos que se suele recomendar para alejar el riego de obesidad son los siguientes.

1.- Los refrescos o bebidas gaseosas azucaradas también pueden reducir la capacidad de las personas que ya tienen diabetes para controlar la glucosa en sangre, según una investigación de 2017, indica Medical News Today.

Asimismo, un estudio publicado en 2010, el riesgo de desarrollar diabetes es 26 por ciento mayor para las personas que consumen una o más bebidas azucaradas todos los días.

[Ejercicios para superar la mala memoria y fortalecer el cerebro]

2.- En segundo término, se hallan las carnes procesadas, de acuerdo con la información avalada por BMC Nutrition.

3.– Por otro lado, las comidas ‘chatarra’ y los alimentos de paquetes no son diseñados tanto para alimentar a las personas sino más bien para promover su consumo logrando la adicción a ellos. Así lo señaló la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de acuerdo con El Comercio.

4.– En cuanto a los bizcochos y panes suelen contener grasas no saludables, mantequilla, azúcar, otros preparados dulces como el bocadillo o el arequipe o el dulce de leche, que además de añadirles sabor, les hacen concentrar calorías en exceso.

5.- Alimentos fritos: Los alimentos fritos, según publicación de BMJ podrían interactuar con el trasfondo genético en relación con la obesidad, por lo que se resalta la particular importancia de reducir el consumo de alimentos fritos en individuos genéticamente predispuestos a la obesidad.

De otro lado, otros factores de riesgo en cuanto a la obesidad están dados por ciertas medicinas como la insulina, los antidepresivos, y los antisicóticos, estos últimos tienden a inhibir el poder de la voluntad, alteran el metabolismo e incrementan el apetito, tal como lo relaciona Healthline.   

Este artículo fue redactado meramente a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la visita a su médico, nutricionista o especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Temas: Categorías: Salud