Redacción BLes – Un estudio publicado en la revista científica PLOS ONE afirma que las bacterias del estornudo se esparcen en el ambiente con una fuerza de 4 cuatro metros y pueden llegar a durar vivas más de 10 minutos en el aire.

En el análisis del comportamiento de la pseudomonas aeruginosa, dirigido por la Profesora Lidia Morawska, Directora del Laboratorio Internacional de Calidad del Aire y Salud y el Profesor Scott Bell de QIMR Berghofer Medical Research Institute y el Hospital Prince Charles, se detecta que el rango de propagación de esta bacteria es extremadamente alto.

Su longevidad en el ambiente es una de las cosas que más llamó la atención de los expertos al mismo tiempo que parece haber dado signos de ser fuertemente resistente a los fármacos. Esto puede deberse al hecho de que es muy común hallarla dentro de los hospitales donde es frecuente el contagio entre pacientes.

Queríamos averiguar hasta dónde viajan las gotitas que transportan las bacterias que son expulsadas por estornudos o toses, sus distancias y ver si son capaces de infectar a otras personas después de tanto tiempo“, dijo Morawska.

Para esto, los especialistas tomaron muestras de gotas de tos en el aire de dos pacientes, uno con fibrosis quística y otro con infección crónica por pseudomonas aeruginosa. 

Descubrieron que gran cantidad de las gotas esparcidas en el aire morían en un lapso de 10 segundos, otro grupo en 10 minutos, mientras que las más resistentes lograban resistir un período de tiempo más largo.

Esto concluyó que el hecho de no prevenir la propagación tan solo tapándose la boca resulta propicio para que la enfermedad se propague con más facilidad en pacientes vulnerables.

Le puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoPlayerId=a2a9491f3

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados