Redacción Bles – Un adolescente de 19 años del condado inglés de Brístol, Reino Unido, resultó con ceguera y sordera luego de pasar casi toda su vida comiendo papas fritas y salchichas.

El caso fue publicado esta semana en la revista Annals of Internal Medicine. El joven, cuya identidad no ha sido revelada, padece un raro trastorno de alimentación selectiva (conocido como ARFID, por sus siglas en inglés) que hace que evite o elimine algunos alimentos de su dieta, lo que provocó serios desequilibrios en su organismo.

Según explicaron los especialistas, el joven desarrolló una afección conocida como neuropatía óptica nutricional, que generalmente se observa en países con altas tasas de desnutrición y se caracteriza por una pérdida de la visión de manera progresiva.

[“Necesito a mi mamá cerca”: haitiana con cáncer terminal pide ayuda para ver a sus papás]

La falta severa de vitaminas indispensables desembocó que el joven terminara con un daño permanente en el sistema nervioso, a la altura del nervio óptico, el cual conecta al ojo con el cerebro. 

El joven fue diagnosticado con ARFID a los 14 años cuando comenzó a desarrollar problemas de audición, síntoma por el cual asistió a su primera revisión médica, según relató su madre a The Indenpendient.

[El video que grabó la candidata Karina García horas antes de ser masacrada junto a su mamá]

La mujer dijo que su hijo comenzó a aceptar solo papas fritas, salchichas, jamón procesado y pan blanco desde que tenía aproximadamente 7 años. Los problemas derivados con su dieta, desembocaron también en que el joven termine recluyéndose de la vida social y con pocas posibilidades de encontrar trabajo.

Lo primero que notamos fue que él comenzó a regresar de la escuela primaria con su almuerzo empacado intacto“, relató la mujer a The Indenpendient. Sin embargo, comentó que no se preocuparon demasiado ya que el muchacho no presentaba problemas sobrepeso. “Era tan delgado como un rastrillo“, dijo.

A pesar de las consecuencias que tuvo su salud excluir determinados alimentos en su dieta, el Dr. Denize Atan, quien es el médico cabecera del adolescente, informó al mismo sitio que el joven continúa comiendo de la misma manera, aunque su nutrición mejoró gracias suplementos vitamínicos. “Cuando este comportamiento comienza de niño, tiende a continuar como adulto“, agregó.

Sigue leyendo:

.México: liberan a “El Gil”, acusado de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

.Una niña de 2 años gritaba de agonía cuando el novio de su madre la torturó, violó y asesinó.

.Murió en la cárcel esperando el juicio por la muerte de un bebé encontrado en un congelador.

Temas: Categorías: Salud