Redacción Bles – Estos 5 alimentos no son recomendados por los nutricionistas, ¿por qué? Los motivos son varios: tienen alto contenido de azúcar, químicos procesados, conservantes artificiales, etc.

Los alimentos naturales bien sabemos son todos aquellos que han sido cultivados, procesados, empaquetados y almacenados sin emplear ningún tipo de químicos. Además no están manipulados genéticamente.

En el grupo de los alimentos naturales se encuentran frutas, vegetales, legumbres, huevos, carnes magras, miel, yogurt y otros derivados de las leches fermentadas.

Quizá son una forma rápida de saciar el hambre, sin embargo no son recomendables.

Sushi empaquetado

Alerta Sushi: Un estudio británico alertó sobre la multplicación de casos de anisakiasis, una enfermedad provocada por un parásito que afecta directamente el sistema digestivo humano.

Un estudio publicado por el British Medical Journal Case Reports alertó que hay un aumento significativo de las infecciones por la ingesta de parásitos en el pescado.

El aceite de canola

El aceite de canola es tóxico desde su producción, la mayor parte de las semillas son transgénicas, tolerantes a herbicidas, por lo que todo el aceite de canola contiene herbicidas tales como el glifosato, declarado como posible cancerígeno por la OMS.

Luego de recogida la semilla comienza el proceso de producción. Primero se limpia y se hacen copos de la semilla, para luego prensarla. El aceite que se obtiene del prensado es poco por lo que toman el sobrante del proceso y lo bañan en químicos para obtener aceite una y otra vez. Uno de esos químicos es el hexano, un potente disolvente reconocido como neurotóxico, y en varios estudios se han encontrado trazas en el aceite de canola. Luego de terminado este proceso el aceite contiene cera la cual se remueve calentándolo altas temperatura para luego ser usada para hacer margarina (otro producto que venden como saludable y no lo es para nada).

La etapa final es agregarle agentes blanqueadores y lo vuelven a calentar.

Conclusión: obtenemos un aceite sumamente refinado, lleno de químicos, que se calentó varias veces en el proceso.

Sándwiches empaquetados

Tenemos un ritmo de vida muy acelerado y optamos muchas veces por comer algo rápido: un pancho, una hamburguesa, un sándwich, etc. Este último generalmente aporta grasas saturadas y sodio que se elevan por encima de los niveles recomendados. Esto es crucial para la regulación de la presión arterial y el volumen sanguíneo y, por ende, para el funcionamiento de músculos y nervios.

Barras de granola

Las barras de granola generalmente contienen mucha azúcar y conservantes, con lo cual es muy difícil encontrar hoy una barra de granola sin azúcar.

Cereales de caja

Todos los cereales, aún los etiquetados como naturales o saludables y que son menos azucarados, están hechos con granos genéticamente modificados (GMO), los cuales están ligados a alergias, problemas digestivos y hepáticos, infertilidad y cáncer, entre otras enfermedades.

Todos los cereales de caja son elaborados por medio de un proceso llamado extrusión: los granos de cereal son manipulados a altas temperaturas y presión para darle la forma deseada, luego les agregan aceite y azucares para mantenerlos crujientes. Sin embargo muchos nutrientes son destruidos en este proceso y los ácidos grasos desnaturalizados haciéndolos inútiles para nuestro cuerpo.

Por si fuera poco, la mayoría de los cereales contienen una gran cantidad de azúcar (en ocasiones más de lo tolerado por una persona en un día) y colorantes artificiales. Especialmente los cereales para niños, que deberían ser los más saludables, son los peores.

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un médico o nutricionista. Ante cualquier inquietud, consulte a su médico especialista.

Ir a la portada de BLes.com.

Categorías: Salud

Video Destacados