Un estudio publicado por Biorxiv.org, a finales del 2018 muestra el efecto protector del levantarse temprano, frente al padecimiento del cáncer de seno, es decir, que se reduce el riesgo de que sea contraído por las mujeres que madrugan.

“Investigamos si estos rasgos del sueño tienen una contribución causal al riesgo de desarrollar cáncer de mama“, dijo la doctora Rebeca Richmond, de acuerdo con el medio informativo de la Universidad de Bristol.

El factor diurno

(pixnio)

Los datos estadísticos evidenciaron que las mujeres que se consideraron nocturnas fueron diagnosticadas con cáncer el doble de veces que aquellas que se consideraron diurnas.

En la investigación que se reportó se estudiaron los rasgos de sueño de más de 180.000 mujeres, con más detalle que los análisis anteriores, además de considerar factores genéticos involucrados.

La doctora Richmond, investigadora en el Programa Integrado de Epidemiología del Cáncer y en la Unidad de Epidemiología de la Universidad de Bristol dirigió la investigación cuyos resultados fueron presentados este martes en la Conferencia sobre Cáncer del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer en Glasgow.

El factor genético

(Image ilustrativa de Colin Behrens / Pixabay)

Por otra parte, el equipo observó la variante genética relacionada por los hábitos diurnos y nocturnos, en más de 220.000 mujeres, buscando posible vinculación causal con el cáncer de seno.

La diferencia en términos de porcentaje fue del 48 por ciento a favor de las mujeres cuya genética les hace propensas a entrar en actividad hacia la madrugada.

Para los análisis de los datos se aplicó el modelo estadístico denominado aleatorización mendeliana.

El factor de hábitos diurnos

Para el grupo de las 180.000 mujeres que autorreportaban acerca de su sueño, el 40 por ciento de menores probabilidades de contraer el cáncer del seno se les pudo asignar a las mujeres que exhibían hábitos madrugadores.

Por otro lado, se presentó un riesgo del 20 por ciento mayor de enfermarse por cada hora que se durmiese de más por encima de las 7 u 8 horas promedio por noche, aplicando el mismo sistema de aleatorización.  

Posibles implicaciones

La doctora Richmond cree que estos resultados podrían influir en las políticas de estado y de los empleadores.

“Estos hallazgos tienen implicaciones políticas potenciales para influir en los hábitos de sueño de la población general con el fin de mejorar la salud y reducir el riesgo de cáncer de mama entre las mujeres”, dijo la doctora, de acuerdo con la Universidad de Bristol.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds