Redacción BLes – La rabia es un virus que infecta el sistema nervioso central y suele ser letal tanto para los animales como para los seres humanos. La enfermedad se transmite principalmente por la mordedura de un animal infectado, siendo las interacciones con murciélagos las que más infecciones han provocado en Estados Unidos en los últimos años.

Cinco personas murieron de rabia en Estados Unidos el año pasado, la mayor cantidad en una década. Sin embargo, según los expertos en salud el jueves 6 de enero, algunas personas no saben que tienen la enfermedad o se niegan a recibir las vacunas que salvan vidas.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, tres personas murieron debido a la exposición a los murciélagos. Las personas “trivializaron la exposición (a los murciélagos) o no reconocieron la gravedad de la rabia”, en los tres casos, según Ryan Wallace, experto en rabia de los CDC y coautor del documento sobre la rabia”.

Debido a un antiguo temor a las vacunas, un hombre de 80 años de Illinois se negó a recibir las dosis que le salvarían la vida. Asimismo, un hombre de Idaho y un joven de Texas se negaron a vacunarse, creyendo que la mordedura del murciélago no arañaba ni dañaba su piel.

Las otras dos muertes se produjeron en 2021. Una de las víctimas fue un hombre de Minnesota mordido por un murciélago. Según los investigadores de los CDC, se le administraron las inyecciones, pero un trastorno del sistema inmunitario no descubierto dificultó su eficacia. Otra víctima fue mordida por un perro rabioso en Filipinas y murió en Nueva York tras llegar a Estados Unidos.

La muerte puede producirse a las pocas semanas de la aparición de los síntomas. Sin embargo, se puede prevenir con una serie de cinco inyecciones administradas en las dos semanas siguientes a la exposición.

Según los CDC, se calcula que cada año se trata a unas 60.000 personas en Estados Unidos de la rabia. La infección puede provocar diversos síntomas, como insomnio, ansiedad, confusión, parálisis, salivación, alucinaciones, dificultades para tragar y miedo al agua.

Según los CDC, no se registraron muertes por rabia en 2019 o 2020. Según un funcionario de los CDC, la última vez que se registraron cinco muertes por rabia en Estados Unidos en un año fue en 2011.

Charlotte Thorne – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.