Redacción BLes– Los pacientes podrían experimentar reacciones adversas tras vacunarse contra el COVID-19, advierte un grupo de médicos conservadores.

La organización America’s Frontline Doctors (AFLDS) advirtió que cualquiera que esté pensando en vacunarse contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) debería reconsiderarlo.

Los profesionales de la salud primaria detallaron varios casos en los que tres vacunas experimentales contra el Virus del PCC causaron diseminación viral, sangrado vaginal irregular e incluso daño cerebral. Todo ello a pesar de que las vacunas ya contaban con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) en virtud de la Ley de Autorización de Uso de Emergencia.

En un nuevo estudio titulado “Identificación de las complicaciones posteriores a la vacunación y sus causas: un análisis de los datos de los pacientes de COVID-19”, el investigador de AFLDS Dain Pascocello reveló que la vacuna crea “muchos billones” de proteínas en forma de espiga que pueden salir del cuerpo e infectar a los contactos cercanos que no han sido vacunados.

“Las partículas tienen la capacidad de crear inflamación y enfermedad en estos contactos”, dijo en el estudio. “En otras palabras, las proteínas de los picos son patógenas (causantes de enfermedades) al igual que el virus completo”.

Al investigador le preocupa especialmente la intensidad de estas partículas “13 billones”.

“Las proteínas de espiga se unen con más fuerza que el virus completo”, dijo. “Debido al biomimetismo (similitud) de la espiga, el desprendimiento parece estar causando [una] amplia variedad de enfermedades autoinmunes (en las que el cuerpo ataca sus propios tejidos) en algunas personas”.

Le recomendamos: Los 25 TRIPULANTES del EVER GIVEN SIGUEN ATRAPADOS ARRIBA del BARCO

Ad will display in 09 seconds

Pascocello también cree que la vacuna está relacionada con muchos casos de hemorragias vaginales irregulares, hemorragias vaginales posmenopáusicas y abortos espontáneos en las mujeres.

“Hay tantos informes sobre hemorragias vaginales después de la vacunación que está claro que existe una conexión entre la vacuna y las hemorragias irregulares”, dijo.

Sin embargo, la FDA parece estar más preocupada por la coagulación de la sangre en algunos pacientes.

“A pesar de esta clara evidencia, los cambios en el ciclo menstrual no figuraban entre los efectos secundarios comunes de la FDA en su fase tres de participantes clínicos”, dijo el investigador. “La salud reproductiva de las mujeres debe tomarse en serio en lugar de ser ignorada por los funcionarios de salud pública impulsados por la agenda”.

Además, cada vez preocupa más la posibilidad de que las proteínas y las nanopartículas lipídicas, que llevan la secuencia genética del ARN mensajero (ARNm) a las células, atraviesen la “barrera hematoencefálica” y causen daños neurológicos.

“Atravesar la barrera hematoencefálica pone a los pacientes en riesgo de inflamación crónica y trombosis (coagulación) en el sistema neurológico, lo que contribuye a los temblores, el letargo crónico, los accidentes cerebrovasculares, la parálisis de Bell y los síntomas del tipo de la esclerosis lateral amiotrófica”, dijo Pascocello. “Las nanopartículas lipídicas pueden fusionarse potencialmente con las células cerebrales, dando lugar a una enfermedad neurodegenerativa retardada, y la proteína de espiga inducida por el ARNm puede unirse al tejido cerebral de 10 a 20 veces más fuerte que las proteínas de espiga que forman parte (naturalmente) del virus original”.

El AFLDS sostiene que se han relacionado miles de efectos adversos con las vacunas contra el virus CCP. Estos ya han sido reportados al Sistema de Reporte de Eventos Adversos a las Vacunas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

“Sin embargo, estas complicaciones han recibido una fracción de la atención prestada a la controversia sobre la coagulación de la sangre de Johnson & Johnson”, dijo Pascocello antes de añadir: “¿Por qué?”.

El investigador sugirió que algunos efectos secundarios podrían haberse evitado si el virus CCP adoptara una respuesta de antígeno atenuado más convencional en lugar de proteínas de punta más experimentales.

“Se necesitan años para estar seguros de que algo nuevo es seguro”, dijo. “Nadie sabe definitivamente las implicaciones a largo plazo para la salud del cuerpo y el cerebro, especialmente entre los jóvenes, relacionadas con esta proteína de espiga. Además, si surgen problemas documentados con la proteína, nunca habrá forma de revertir los efectos adversos en los ya vacunados.”

El AFLDS cree que al menos un gigante farmacéutico sabía que las proteínas de espiga podían provocar la diseminación del virus. Su fundadora, Simone Gold, compartió en las redes sociales los resultados de los ensayos experimentales de Pfizer que muestran que la empresa reconocía este futuro mecanismo de diseminación.

Uno puede estar “expuesto a la intervención del estudio debido a la exposición ambiental”, que incluye “la inhalación o el contacto con la piel” de un participante en el estudio o de alguien que haya estado expuesto de la misma manera, según los resultados.

Dawn Barlowe – BLes.com