Le Thi Thanh Thai tenía apenas 13 años cuando descubrió que padecía una enfermedad cardíaca. Para entender mejor su enfermedad y ayudar a otros en la misma situación, siguió carrera como cardióloga y pasó a ser jefa del departamento de cardiología en el Cho Ray Hospital, uno de los hospitales más grandes de Vietnam.

También fundó la Sociedad Vietnamita de Cardiología y es miembro de la Sociedad Asia-Pacífico de Cardiología. Durante sus 50 años de carrera ha entrenado a muchas generaciones de cardiólogos y ha escrito numerosos artículos académicos sobre su tema.

La Dra. Le Thi Thanh Thai, ex jefe del departamento de cardiología del Hospital Cho Ray, uno de los hospitales más grandes de Vietnam.

[Su padre la abandonó apenas vio los cambios en su cara, y a pesar de los rechazos, ella se convirtió en una inspiradora mujer]

Dra. Nguyen Thi Thanh Thai

Pero a pesar de su conocimiento médico y sus muchos logros, a medida que pasaron los años su enfermedad cardíaca progresó, y finalmente se sometió a cirugía. Desafortunadamente, no salió bien. Su pronóstico era nefasto, y se fue a casa a esperar la muerte.

Para añadir un golpe a la herida, su amado esposo murió repentinamente, dejando a Thanh Thai completamente devastada. Estaba sufriendo dolor físico y emocional, y sólo podía acostarse en la cama, esperando reunirse con él en el siguiente mundo.

[Su hijo nació con autismo, y ella encontró en una antigua práctica china una forma de ayudarlo]

Cho Ray Hospital, donde la Dra. Le Thi Thanh Thai trabajó durante años, siempre está repleto de pacientes.

Pero justo cuando parecía que no había esperanza, apareció la esperanza. Thanh Thai encontró una forma de salvar su vida y no fue a través de una intervención médica.

Una segunda oportunidad en la vida

La amiga y colega de la Dra. Thanh Thai, la Dra. Thu, consultora especializada con años de experiencia en ciencias médicas, estuvo a cargo de los servicios médicos para la familia real camboyana y las autoridades gubernamentales, y durante 22 años trabajó entre Camboya y Vietnam.

Dra. Le Thi Thanh Thai en su juventud. (Crédito: La Gran Época)

Un día, Thu le contó a Thanh Thai sobre una práctica tradicional de auto-mejora de China llamada Falun Dafa, o Falun Gong. Le dijo que esta práctica había sanado milagrosamente sus problemas de salud.

Durante más de 20 años, Thu había sufrido una enfermedad neurológica. Además, tenía artritis reumatoide, que le causaba un dolor incómodo en la rodilla y le impedía doblar las piernas o estar de pie durante mucho tiempo.

Sin embargo, después de sólo dos meses de practicar Falun Dafa y de estudiar Zhuan Falun, el principal libro de enseñanzas de la disciplina, Thu se recuperó. También fue capaz de hacer los cinco ejercicios de Falun Dafa sin ningún problema, a pesar de que incluían tanto estar de pie como meditar en posición de loto con las piernas cruzadas.

Thu dijo que la práctica había cambiado su vida y quería que Thanh Thai lo experimentara por sí misma.

“Estaba tan encantada de haberme traído muchos materiales a la vez: libros, casetes y el libro Zhuan Falun”, dijo Thanh Thai. “Ella me dijo: ‘Gracias a la Ley recta, me he recuperado completamente. Puedes saberlo con solo mirar lo saludable y joven que estoy ahora mismo. Sobrepasé una enfermedad neurológica y artritis reumatoide. Si quieres, puedo mostrarte cómo practico los ejercicios. En realidad, no importa. Solo lee el libro primero'”.

Cuando Thanh Thai comenzó a leer a Zhuan Falun, de repente se dio cuenta de que había oído hablar de Falun Dafa antes. Doce años antes, otra colega, la Dra. Thoi Thu Tai, le había hablado de la práctica.

“También añadió: ‘Thai. Estoy completamente sana y no tengo que tomar ningún medicamento. Ya no tengo encías sangrantes, sinusitis y artritis reumatoide. Deberías leer este libro'”, recordó.

Sin embargo, en aquel entonces, debido a su formación científica y basada en la evidencia, Thanh Thai decidió que Falun Dafa no era para ella. Ni siquiera lo investigó.

Esta vez, estaba decidida a no dejar que esta práctica aparentemente mágica se le escapara de nuevo. Inmediatamente abrazó a Falun Dafa, haciendo los cinco ejercicios regularmente, estudiando las enseñanzas y esforzándose por vivir con Verdad, Compasión y Tolerancia: los principios rectores de la práctica.

Poco después comenzó a recuperarse, recuperando su salud, fuerza y vitalidad. Ahora, puede subir tres o cuatro tramos de escaleras sin ningún problema, algo imposible antes debido a su condición. También se ha vuelto más alegre y feliz.

( Youtube /NTD Tiếng Việt)

Cuando cumplió 70 años, Thanh Thai habló en una conferencia de Falun Dafa en Vietnam, compartiendo su experiencia ante una audiencia de cientos de personas sobre cómo esta antigua práctica china la había beneficiado de muchas maneras.

Terminó su discurso expresando su agradecimiento al fundador y maestro de Falun Dafa, el Sr. Li Hongzhi: “Estoy totalmente agradecida por la gracia del Maestro Li, quien me ha dado una segunda oportunidad en la vida”, dijo.

***

Nota del Editor: Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) es una disciplina de la Escuela Buda basada en 3 principios universales: Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral y además incluye 4 ejercicios y una meditación que se hacen en los parques libremente.

La disciplina se practica en más de 100 países. Para consultar el sitio de práctica más cercano a tu domicilio puedes hacer clic aquí.

Para descargar gratuitamente el libro principal de la disciplina, puedes hacer clic aquí: Zhuan Falun.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. Su padre la abandonó apenas vio los cambios en su cara, y a pesar de los rechazos, ella se convirtió en una inspiradora mujer.

. Su hijo nació con autismo, y ella encontró en una antigua práctica china una forma de ayudarlo.

. Cuando ya había perdido totalmente el rumbo de su vida, encontró en un libro el profundo cambio interior que buscaba.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Categorías: Historias de vida Salud

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.