Esta es la historia de un profesor que mejoró fundamentalmente su cuerpo, su mente y su estándar moral a través de una disciplina espiritual de la Escuela Buda.

El señor Tsai Shouren, un profesor de primaria en Taiwan, por su ansia de fama y de dinero pidió un préstamo de 16.100 dólares y dio en garantía la casa de su madre, pero sus “socios” desaparecieron con su dinero al día siguiente.

En medio de su desesperación emprendió las actividades comerciales solo, pero el desastre no hizo sino empeorar de modo que a los 28 años ya debía 65.000 dólares.

Un accidente le mostró la salida

Un accidente de tránsito le impactó de tal manera que finalmente encontró la salida a todos sus problemas según relata él mismo.

“Un día, de camino a Hualien, a unos 160 km de la capital, Taipei, para ver una parcela de tierra, mi amigo y yo estuvimos involucrados en un accidente de tránsito. Estábamos bien, pero el coche quedó destrozado” contó el señor Shouren para luego complementar, según Minghui.org.

“En ese momento, de repente desperté del sueño de querer hacer fortuna con la venta de tierras. Fue entonces que pensé en la cultivación. No intentaría seguir buscando dinero vanidosamente nunca más”, y recuerda con toda precisión la fecha en que tomó esa determinación: el 24 de octubre de 1992.

Su búsqueda preliminar

Hay un dicho: “Aquellos que sobreviven a una catástrofe están destinados a tener buena fortuna”.

Desde el día del accidente no hizo sino pensar en la razón por la que el Cielo le salvó la vida.

“En aquel tiempo, estaba decepcionado con mi vida y me sentía agotado, tanto física como mentalmente. Trataba a la gente con mucha sinceridad y creía en mis amigos, pero siempre me engañaban y me utilizaban”, dijo el atribulado señor Tsai, y citó a Confucio.

Confucio dijo: “Una persona que conoce la verdad en la mañana puede morir por la tarde sin arrepentimientos”.

“Leí los libros de antiguos sabios en un intento de encontrar mi verdadero yo. Incluso me quedé en un templo durante una semana y aprendí taichí. Pero sentí que la vida era infundada y no podía encontrar un camino recto que me devolviera a mi ser original y verdadero“, dijo resumiendo sus primeras experiencias, de acuerdo con el mismo medio.

Conoce las enseñanzas de Falun Dafa

Para la primavera de 1998, mientras practicaba taichí con unos amigos en el Parque Juvenil de Taipei, a sus 34 años se acercó a un practicante de Falun Dafa que estaba enseñando los ejercicios de esta disciplina.

Falun Dafa es una disciplina de cultivación de cuerpo y mente basada en los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia, y el señor Tsai ha estado disfrutando de sus beneficios por más de dos décadas.

“Ese día aprendí el tercer ejercicio, “Atravesando los dos extremos cósmicos”. Cuando practiqué el ejercicio en casa esa noche, sentí una oleada de energía dentro de mi cuerpo”, siguió relatando, y describió que se despertó en él un fuerte deseo de practicar Falun Dafa.

A los cuatro meses el mismo practicante que le enseñó uno de los ejercicios lo invitó a asistir a unas clases durante nueve días sobre parte del contenido de las enseñanzas de Falun Dafa.

“Miré el video de las conferencias del Maestro Li (el Fundador de Falun Dafa) y sentí que el Maestro era alguien familiar y muy amable. Cada palabra que dijo el Maestro resonó en mi corazón. Me sentí tan bien. Al final del noveno día, mi espíritu se sintió desanimado porque no había más clases y no podía volver a ver al Maestro“, compartió el señor Tsai.

Tsai profundiza aún más en la enseñanza de Falun Dafa

Tsai añadió a sus prácticas de taichí lo aprendido en Falun Dafa, no obstante, ciertas dolencias físicas le hicieron darse cuenta de la profundidad de un principio religioso que dice que “No hay una segunda vía de cultivación” ya que había practicado taichí durante años y le encantaba en verdad, por lo que se dedicó solo a cultivarse en Falun Dafa.

A medida que avanzaba en la práctica, aún con lo que le parecía más difícil, sus sensaciones cambiaron.

“Tenía una suave y cómoda sensación de santidad, que no se podía describir con palabras. Sabía que la luz era enviada por el Maestro para animarme a ser persistente. Desde ese día, nunca he pensado en dejar la práctica”, compartió de sus vivencias personales.

De un hombre arruinado a un educador querido: El viaje de cultivación de un profesor
El señor Tsai Shouren meditando.

Los efectos en la salud

Asimismo, contó que solía resfriarse fácilmente y guardaba muchas medicinas para el resfriado en el cajón. Después de comenzar la práctica, se volvió muy saludable. Sus ojos estaban claros y su rostro sonrosado. Su esposa incluso le preguntó por qué todas las medicinas de su cajón habían desaparecido.

Más aún, el padecimiento de apnea del sueño de su esposa también desapareció luego de que ella misma -atribulada por el mal y luego de perder unos 10 kilos en un poco más de un mes- también empezó a practicar los ejercicios de Falun Dafa. Poco a poco, su salud cambió. Volvió a subir de peso y su cara se tornó sonrosada.

“En una ocasión, su respiración comenzó a debilitarse cuando estaba haciendo el quinto ejercicio, la meditación sentada. Ella no sabía qué hacer, pero gritó:’¡Maestro, por favor, sálvame!’, y su respiración se estabilizó inmediatamente”, así describió el señor Tsai las experiencias de su esposa, a quien luego siguieron muchos de sus familiares como practicantes de Falun Dafa, según Minghui.org.

Promueve la educación moral

El Sr. Tsai como encargado del grupo de deportes del departamento de educación física de su escuela además era responsable de llevar a cabo algunos proyectos que el director del departamento incorporó a la escuela. Habría un premio monetario para la escuela si los proyectos resultaban exitosos.

Para que funcionaran él se dedicó con gran ánimo sin reparar en que trabajaba horas extras para ello, de modo que finalmente obtuvo la bonificación.

Igualmente estableció un sitio de práctica de ejercicios de Falun Dafa en grupo en el colegio y ofreció una clase para dar a conocer a los maestros sobre Falun Dafa. Les dijo a los maestros asistentes las razones de su mejoramiento y las bondades de la disciplina.

Incluso escribió proactivamente un plan de acción del programa de educación para la vida y dispuso que cada clase de la escuela tuviera un curso de educación moral cada semestre, aunque para sus compañeros profesores era una tontería seguir tan alta intensidad de trabajo.

Sin embargo, el señor Tsai sentía que valía la pena hacerlo, y su calidad de discípulo de Falun Dafa era su fuente de fuerza e inspiración.

Igualmente compartió con sus alumnos los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia y algunas pequeñas historias escritas sobre moralidad. Esperaba que sus estudiantes pudieran vivir la vida con sinceridad, bondad, perseverancia e integridad.

Por otro lado se hizo responsable del Grupo de Educación para la Vida bajo la oficina disciplinaria durante 13 años y supervisó el comportamiento de los estudiantes en el colegio. Fue elogiado como un “educador de vida eterna”. En 2015, se jubiló después de treinta años en la enseñanza.

Un beneficio para la comunidad

El Sr. Tsai ha coordinado durante años con la policía local las actividades de Falun Dafa. A diferencia de los policías en China que sirven como una “mano negra” para el Partido Comunista Chino (PCCh), los oficiales en Taiwán apoyan a Falun Dafa. Ellos elogian a los practicantes. Algunos dijeron que los practicantes de Falun Dafa traen energía positiva cuando practican los ejercicios en grupo.

En Taiwán, Falun Dafa está protegido por la legislación nacional. A diferencia de China continental, donde está prohibida y perseguida, en Taiwán todos pueden practicar Falun Dafa libremente. Al Sr. Tsai le gustaría decirle a la gente que Falun Dafa es profundo y que el Maestro Li es la mejor persona del mundo. Si quieren practicar la cultivación, espera que todos puedan apreciar la oportunidad y leer el libro principal de Falun Dafa: Zhuan Falun.

Nota del editor:

Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) es una disciplina de la Escuela Buda basada en 3 principios universales: Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral y además incluye 4 ejercicios y una meditación que se hacen en los parques libremente.

En 1999 comenzó una campaña de difamación y persecución hacia la disciplina iniciada por el excabecilla del régimen comunista chino Jiang Zemin. La persecución se extiende hasta hoy, ya que la facción de Jiang aun mantiene bajo su control el aparato represivo en China.

La disciplina se practica en más de 100 países. Para consultar el sitio de práctica más cercano a tu domicilio puedes hacer  clic aquí.

Para descargar gratuitamente el libro principal de la disciplina, puedes hacer clic aquí: Zhuan Falun

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoPlayerId=a2a9491f3

Video Destacados