Redacción BLes – Muchas personas creen que el uso de guantes podría contribuir a prevenir el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), sin embargo, es importante destacar que estos son peligrosos si no se utilizan bien.

Con respecto a los guantes vemos que su uso frecuente se centra en el personal de sanitario y de comercio y es normal que el resto de la población pretenda adoptar las misma opción para cuidar la salud. No obstante, si este producto no se utiliza bien su función de protección será nula y contribuirá a la propagación de la infección.

En este sentido, el especialista en medicina general, Marc Hanefeld, explica a Deutschlandfunk Nova por qué los guantes no garantizan una buena higiene.

El efecto secundario negativo de los guantes es que debajo del plástico también se asegura el crecimiento de la flora de gérmenes. Al final, habría más gérmenes en las manos usando los guantes que estar sin ellos. En consecuencias, la capa protectora natural de la piel ya no podía funcionar tan bien.

“Nuestro abrigo de protección de la piel nos protege bastante bien contra los virus y los gérmenes, pero los guantes no”, dice el doctor.

Henefeld señala que en determinadas circunstancias, una superficie de plástico puede liberar más virus y gérmenes que la piel humana. Además, el uso de los guantes no evitará que la gente pueda llegar a tocarse el rostro, y no hace falta recordar el peligro que significaría si una persona conduce un auto con los guantes puestos.

En vez del uso de guantes, el doctor sugiere el lavado frecuente de las manos, ya que el coronavirus es sensibles al jabón.

Asimismo, señala que las manos y otras superficies solo juegan un papel menor en la infección con Covid-19. La infección por gotitas, es decir, la transmisión de una persona a otra, sigue siendo la principal vía de infección.

Selecciona bien tus guantes

El artículo de CuerpoMente, sugiere usar guantes desechables durante la pandemia del virus del PCCh. Quedan excluidos los guantes de lana, piel y algodón.

Los guantes de frutería son demasiado holgados y porosos. Es mejor descartarlos y utilizarlo únicamente en el supermercado para selección frutas y hortalizas, para nada más.

Los de látex son especialmente cómodos por la manera en que se adaptan a la mano y su tacto. Están indicados especialmente para tareas de limpieza, pero pueden resultar un poco frágiles. Además producen alergia a algunas personas.

Los guantes de vinilo tampoco son suficientemente resistentes. La alternativa son los guantes de nitrilo, que son los que usa el personal sanitario. Son más resistentes y soportan mejor el desgate y los rozamientos.

Quítate bien los guantes

Si optas por usar guantes es necesario que sepas como quitarlos. Un vídeo de Madridiario explica paso a paso el proceso.

Generalmente cuando las personas quieren quitarse los guantes recurren a uno de los dedos para extraer el resto del plástico, pero esto es incorrecto. El miembro del cuerpo de Protección Civil de una localidad española indica que debemos pellizcar ligeramente la parte inferior del guante -a media palma- y estirar el material hacia la parte superior de la mano.

Una vez conseguido este paso una de las manos está libre de contaminación mientras que la otra mano -con uno de los guantes puestos-esta sosteniendo el otro guante recién extraído, luego se procede a recogerlo como si se tratara de agarrar algo para esconderlo dentro de la mano.

Al último, usamos un dedo de la mano que está libre del guante, incrustamos el dedo debajo del guante -la parte interior sin contaminar- y retiramos hacia la parte superior, como en el paso anterior.

Una vez retirados ambos guantes es mejor desecharlos pero en un contenedor, no en la calle porque podría contaminar a los demás.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds