Es emocionante como Federico García, explica de qué se trata el Síndrome de Asperger, el cual padece.

Federico es un niño colombiano de 8 años que tiene Asperger y tiene una página de Facebook llamada ‘Soy diferente, soy como tú’, que gestiona su madre, en la que va subiendo pequeños vídeos en los que intentan hacer que la sociedad entienda cuál es su concepción de la vida.

Entre uno de estos vídeos -que se ha viralizado a través de Internet- ya cuenta con más de siete millones y medio de visualizaciones. En él Federico explica qué es el Asperger y lo primero que aclara es que “no es una enfermedad, así que no hay que buscarle cura”.

El pequeño expone cómo se siente y utiliza un símil muy ilustrativo: “Si suponemos que el cerebro está hecho con piezas de LEGO, la mayoría de personas son armadas con las instrucciones, los Asperger están armados con las mismas piezas pero sin mirar el folleto”.

Federico comparte la idea de que su forma de ver el mundo es sólo distinta, no peor: “¿Quién dice que no hay muchas maneras de llegar al mismo resultado? Por eso no soy ni loco, ni friki, ni raro. Solo mi manera de percibir las cosas es diferente y también la de procesar la información, pero soy un niño como cualquier otro, con sueños, ilusiones y solo quiero que me conozcan y me ayuden a encajar”.

“Si quieres que sepa algo, dímelo”. De esta manera termina su video. Como sociedad tenemos que saber de qué se trata este síndrome de como ayudar y apoyar a personas que como Federico conviven todos los días con este síndrome.

Aquí una breve explicación de qué se trata este síndrome, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué es el síndrome de Asperger?

Según la OMS el síndrome de Asperger está reconocido como un Transtorno Generalizado del Desarrollo Infantil, enclavado dentro del “espectro autista” y que tienen consecuencias adversas, aunque variables, para el desarrollo social, emocional y conductual del niño.

Entre algunos de los síntomas están los siguientes:

  • Les resulta difícil relacionarse con otras personas y mantener una conversación.
  • Tienen dificultades para entender las emociones de los demás y expresar las suyas propias. Les cuesta entender y aceptar los enfados y tristeza de otra persona.
  • Muestran mucha sensibilidad a sonidos fuertes, luces u olores.
  • Normalmente demuestran torpeza física en deportes debido a una cierta descoordinación motora.
  • Son incapaces de intuir lo que otra persona está pensando o puede hacer.
  • También encuentran problemas de comunicación no verbal: uso limitado de los gestos, expresión facial limitada o inapropiada dificultad en adaptarse a la proximidad física, etc.