Redacción BLes– Aunque las vacunas se utilizan como último recurso para, al menos, evitar las enfermedades graves y la muerte provocadas por la variante Delta del COVID-19, los investigadores sospechan que, con el tiempo, se crearán cepas resistentes a la vacuna que los avances médicos no podrán seguir.

El estudio, publicado en Scientific Report el 30 de julio, alega que si la vacuna no bloquea el virus por completo, allanará el camino para que el virus aprenda a eludir el efecto de la vacuna. Las vacunas COVID están diseñadas para disminuir las infecciones, pero no las bloquean.

“Descubrimos que una tasa de vacunación rápida disminuye la probabilidad de aparición de una cepa resistente”, escribieron los investigadores.

“De forma contraria a la intuición, cuando una relajación de las intervenciones no farmacéuticas se produjo en un momento en el que la mayoría de los individuos de la población ya habían sido vacunados, la probabilidad de aparición de una cepa resistente aumentó considerablemente”, añadieron.

Los investigadores apuntaron a la presión de selección, comúnmente conocida como la fuerza que empuja a toda criatura a evolucionar.

Por lo tanto, dijeron que si la transmisión entre las personas vacunadas no se controla adecuadamente, lo más probable es que surjan más cepas resistentes. Esto se asemeja a lo que muchos otros expertos han advertido antes, según Life Site News.

“Generalmente, cuantas más personas se infectan, más posibilidades hay de que surja una resistencia a la vacuna”, dijo Fyodor Kondrashov, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria, informó el medio.

Le recomendamos: Lo que NO TE CONTARON de la MEGAFIESTA de OBAMA

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“Por tanto, cuanto más infecciosa sea Delta, más motivos de preocupación habrá”, añadió Kondrashov. “Al tener una situación en la que se vacuna a todo el mundo, un mutante resistente a la vacuna en realidad gana una ventaja selectiva”.

El Dr. Joseph Mercola, médico y autor de best-sellers, compartió preocupaciones similares. Advirtió que las vacunas actuales aún no eran las adecuadas para combatir el virus de la PCCh (COVID).

“Los virus mutan todo el tiempo, y si tienes una vacuna que no bloquea la infección completamente, entonces el virus mutará para evadir la respuesta inmune dentro de esa persona”, dijo. “Esa es una de las características distintivas de las vacunas COVID: no están diseñadas para bloquear la infección. Permiten que se produzca la infección y, en el mejor de los casos, disminuyen los síntomas de la misma”.

Mercola señaló que el coronavirus podría mutar más rápido en la comunidad vacunada que en la no vacunada.

“En una persona no vacunada, el virus no encuentra la misma presión evolutiva para mutar en algo más fuerte”, dijo.

Life Site News mencionó al doctor Rob Verkerk, fundador, científico y director ejecutivo de Alliance for Natural Health International, quien sospechaba que la inteligencia humana podría ser más astuta en la guerra de las vacunas con el virus PCCh debido a la “presión selectiva” que creamos inadvertidamente.

Si la vacunación masiva sólo supone el retraso de las infecciones, ¿qué habría que hacer para superar esta pandemia letal?

En el informe científico, los investigadores aconsejaron que “los responsables políticos y los individuos deberían considerar el mantenimiento de intervenciones no farmacéuticas y de comportamientos que reduzcan la transmisión durante todo el periodo de vacunación”.

Mientras tanto, debería ser el momento de que las agencias federales consideren seriamente la posibilidad de abrir una puerta a terapias baratas que sí han demostrado su eficacia en muchas circunstancias. Deberían estudiarse todas las posibilidades, y la gente debería tener acceso a más oportunidades.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.