Redacción BLesEl influyente médico canadiense Roger Hodkinson, especialista en patología, declaró a los funcionarios de la provincia de Alberta mediante una conferencia telefónica de Zoom, que la actual crisis provocada por la pandemia del virus PCCh (Partido Comunista chino) o coronavirus es “el mayor engaño perpetrado contra el público desprevenido”.

Las palabras de Hodkinson se pronunciaron durante una charla junto al Comité de Servicios Públicos y comunitarios en el ayuntamiento de Alberta, Canadá, la cual fue posteriormente subida a YouTube.

Según lo recogido por Summit News, el experto en virología dio a entender que como director ejecutivo de una empresa de biotecnología encargada de la fabricación de pruebas para el virus del PCCh, estaba al tanto del tema.

De acuerdo con su biografía, el Dr. Hodkinson ha ocupado el cargo de director ejecutivo de Western Medical Assessments por más de 20 años. Recibió su título de médico general de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y luego se convirtió en patólogo certificado por el Royal College de Canadá (FRCPC).

“Hay una histeria pública absolutamente infundada impulsada por los medios y los políticos, es indignante, este es el mayor engaño jamás perpetrado contra un público desprevenido”, aseguró el especialista en patología.

Para Hodkinson, no se puede detener la propagación y tan solo es posible proteger a las personas mayores más vulnerables. El médico especialista además indicó que toda la situación tan solo representaba “la política jugando a la medicina”, asegurando que ese era “un juego muy peligroso”.

Le recomendamos:

“Debe considerarse nada más que una mala temporada de gripe. Esto no es ébola. No es el SARS. Es política jugando a la medicina. Y ese es un juego muy peligroso”, agregó el patólogo, quien además descalificó la utilidad de las máscaras para protegerse del contagio.

“Las máscaras de papel y las máscaras de tela son simplemente señales de fortaleza. Ni siquiera se usan de manera efectiva la mayor parte del tiempo. Es absolutamente ridículo. Ver a estas personas desafortunadas y sin educación, no lo digo en un sentido peyorativo, ver a estas personas caminando como lemmings obedeciendo sin ninguna base de conocimiento para ponerse la máscara en la cara”, declaró Hodkinson.

Además aseguró que el distanciamiento social es inútil dado que el virus se propaga por gotas de aerosol que viajan unos 30 metros antes de aterrizar, pidiendo una reapertura de la sociedad para evitar el daño que causa los cierres.

De paso criticó la efectividad de las pruebas de PCR y señaló que los resultados positivos de las mismas subrayados con neón, no significan una infección clínica, pidiendo que se detengan las pruebas dado que el número de test falsos está causando “una histeria pública”.

Al igual que el Dr. Hodkinson, cada vez más especialistas de la salud cuestionan las medidas hasta ahora establecidas de manera uniforme para supuestamente evitar la propagación del brote.

Hace poco, La Gran Declaración de Barrington, una iniciativa redactada por tres expertos destacados en los campos de bioestadística, inmunología y políticas de salud pública mediante la cual se busca estudiar el “impacto dañino en la salud física y mental de las políticas prevalecientes del COVID-19”, consiguió la firma de aproximadamente 5000 médicos expertos y 360 mil ciudadanos de todo el mundo.

Para los signatarios de la declaración, la política ideal para manejar el brote del virus debería ser una que permita que quienes corren un riesgo mínimo de muerte vivan sus vidas normalmente, estableciendo un enfoque de inmunidad ante el virus de un segmento de la población, que contribuya a la protección de quienes son más vulnerables al contagio.

César Munera – BLes.com