Redacción BLes– El martes por la tarde, el director de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) intentó retractarse de las declaraciones que había hecho a primera hora del día en las que proponía que los padres se cubrieran en casa para proteger a los niños no vacunados.

“Permítanme aclarar el mensaje de enmascaramiento que he emitido en @NewDay esta mañana”, tuiteó el Dr. Francis Collins más tarde, el martes 3 de agosto. “Los padres vacunados que viven en comunidades con altas tasas de transmisión de COVID deben enmascararse cuando salgan a lugares públicos cerrados para minimizar los riesgos para sus hijos no vacunados. No es necesario enmascararse en casa”.

Anteriormente, el martes, el director indicó que, aunque no es común, ha habido varios casos de jóvenes que han enfermado a causa del virus. Sugirió nuevas propuestas para que los niños menores de 12 años eviten estar en lugares donde puedan infectarse, así como el enmascaramiento universal en las escuelas e incluso en casa.

“Los padres de los niños no vacunados deben estar atentos a esto y la recomendación es usar mascarillas allí también”, dijo Collins según la CNN. “Sé que es incómodo, sé que parece raro, pero es la mejor manera de proteger a sus hijos”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan el uso de mascarillas en espacios públicos cerrados para cualquier persona mayor de dos años, independientemente de su estado de vacunación, a partir del 27 de julio.

Le recomendamos: El PLAN del CABAL para destruir EE. UU.

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Sin embargo, salvo que una persona se encuentre mal, los CDC no recomiendan el uso de mascarillas en casa.

En abril, un estudio publicado en el sitio web de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) refutaba rotundamente la eficacia de las mascarillas para prevenir la transmisión del virus PCCh de persona a persona.

“Los datos sugieren que tanto las mascarillas médicas como las no médicas son ineficaces para bloquear la transmisión de persona a persona de enfermedades víricas e infecciosas como el SARS-CoV-2 y el COVID-19, lo que desaconseja el uso de mascarillas”, concluye el estudio.

El extenso estudio revisa la eficacia de las mascarillas, los efectos fisiológicos, psicológicos y los efectos adversos a largo plazo en las personas.

Según los datos aportados por el estudio, el virus tiene un tamaño de 60 a 140 nanómetros (mil millones de partes de un metro), y los espacios tisulares de las mascarillas tienen un diámetro de entre 55 y 440 micrómetros (una millonésima parte de un metro).

En otras palabras, el virus es 1.000 veces más pequeño que los espacios entre los tejidos de las mascarillas, por lo que puede atravesar fácilmente el tejido de las mismas.

Entre los diversos efectos secundarios de respirar con mascarillas, el estudio destaca la hipoxemia y la hipercapnia.

Ambos fenómenos provocan complicaciones tanto cardiopulmonares como neurológicas, señala el análisis.

El análisis de los efectos psicológicos señala la “deshumanización” de las personas que, al usar máscaras, pierden la expresión de emociones y el contacto con otras personas.

También generan estrés crónico, miedo, alteraciones del estado de ánimo, insomnio, fatiga y comprometen el rendimiento cognitivo.

Personalidades como el Dr. Antony Fauci y muchos gobernantes demócratas siguen apareciendo en las noticias aconsejando el uso de mascarillas incluso después de haber sido vacunados, alrededor de la familia e incluso dentro del hogar.

Amy Laurence – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.