Un grupo internacional de científicos descubrió que comer comida chatarra o “junk food” podría afectar la capacidad de nuestro sistema inmunológico para combatir las enfermedades.

En un nuevo estudio publicado en la revista Cell, investigadores, liderados por la Universidad de Bonn encontraron evidencia de que el sistema de defensa de nuestro cuerpo reacciona de la misma manera a los alimentos con alto contenido de calorías y grasas que a las infecciones bacterianas.

En otras palabras, cada vez que comemos comidas rápidas poco saludables y muy grasas, nuestro sistema inmunológico piensa que debe entrar en modo de “batalla” para combatir una enfermedad.

El estudio determinó que el comportamiento del sistema inmune puede permanecer bastante activo incluso después de un cambio a una dieta más saludable.

Los investigadores dicen que los cambios a largo plazo en el sistema inmune pueden estar relacionados al aumento del riesgo de arteriosclerosis, el endurecimiento y el engrosamiento de las arterias, así como la diabetes y otras enfermedades vinculadas a numerosas dietas occidentales.

Fuente: Voz de América.

Te puede interesar: El secreto de un medallista olímpico para recuperarse de sus lesiones y alcanzar el éxito

videoinfo__video2.bles.com||e06954b8c__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Salud

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.