Redacción BLes – La rutina diaria muchas veces nos impide lograr una cena saludable, por esta razón siempre optamos por alguna comida fácil de preparar como una pizza, alguna comida frita, etc.; pero al final el resultado es aumentar de peso.

De acuerdo con un artículo del Instituto Médico para la Obesidad (IMEO) para perder peso es necesario incluir en la cena alimentos con alto contenido de proteína, ya que en la noche no vamos a realizar ningún gasto calórico. En cambio si consumimos alimentos ricos en calorías o hidratos de carbono en la noche lo que el cuerpo no gaste se almacenará en forma de grasa.

Cuando se consume proteínas el cuerpo necesita obtener energía para digerirlas de las reservas de glucosa, y si éstas se agotan comienza a recurrir a los ácidos grasos de la grasa para su digestión. Cuando el aporte en hidratos de carbono y de grasas en las comidas es reducido, el cuerpo gasta la glucosa circulante y después los ácidos grasos del tejido adiposo para la digestión de las proteínas.

De esta forma, cuando nuestra cena es alta en proteínas, nuestro metabolismo se acelera, movilizando las reservas de grasa y de glucosa para obtener energía y poder procesarlas.

Beneficios de una cena rica en proteínas

Según IMEO las dietas generalmente proponen ingerir hidratos de carbono durante la mañana y a partir de las seis de la tarde es recomendable consumir solo proteínas para adaptar la alimentación de acuerdo al gasto calórico de cada parte del día.

Un régimen alimenticio que contenga proteína tienen los siguientes efectos:

  • Aumento del metabolismo y reducción de la grasa subcutánea.
  • Reparación de los tejidos y los músculos.
  • Mejora de los niveles hormonales.

Alimentos con proteínas

Un blog de salud y bienestar expuso una lista de alimentos con contenido proteico que ayudarán a brindar una cena saludable.

Proteínas de origen animal:

  • Huevo: es una buena fuente de proteínas debido a que contiene la albúmina, de excelente calidad, ya que incluye una elevada cantidad de aminoácidos esenciales.
  • Pescados (salmón, arenque, atún, bacalao, trucha…).
  • Leche.
  • Derivados lácteos, queso o yogur.
  • Carne magra, pavo, lomo y pollo.

Proteínas de origen vegetal:

  • Legumbres (lentejas, habas, garbanzos, frijoles o porotos), conviene completarlos con otro alimento como patatas o arroz.
  • Vegetales de hoja verde (col rizada, espinaca).
  • Nueces y frutos secos como pistachos o almendras (siempre que no sean fritos y tengan poca sal).
  • Seitán, tempeh, quínoa, semillas de soja, algas.

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende en absoluto reemplazar la visita a su médico, nutricionista o especialista. Ante cualquier inquietud consulte a un profesional.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds