La ansiedad y miedo por el informe de la llegada del coronavirus (COVID-19) a todo el mundo y el creciente número de infecciones en diferentes continentes, que ya superan a las de China continental, ha llevado a las distintas naciones a tomar medidas urgentes.

Después que el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que incluso las naciones ricas deberían prepararse para sorpresas y que “ningún país debería asumir que no tendrá casos”, porque “eso sería un error fatal”, informes de más muertes por el virus y nuevos contagios han sido revelados.

Tedros también publicó en Twitter que los países deben moverse “rápidamente” y de formar “agresiva” frente al brote, para “contener el coronavirus”, y agregó que así se puede evitar que las personas se enfermen, y salvar vidas.

Autoridades de Italia han reportado el jueves que tres personas más murieron, lo que eleva a 17 los decesos en el país europeo más golpeado por el COVID-19, mientras que los casos confirmados subieron a 650. La nación europea, desesperada por evitar una probable recesión, advirtió que una “epidemia de información engañosa” podría causar un daño peor que el propio virus.

Además de almacenar suministros médicos, los gobiernos ordenaron el cierre de escuelas y cancelaron grandes reuniones, incluidos eventos deportivos, para tratar de detener la propagación de la enfermedad.

Las transmisiones en China han declinado tras una agresiva campaña de contención, pero han aumentado en otros países.

Existe una preocupación particular por un caso en Japón en el que una mujer dio positivo por el virus por segunda vez. Las segundas pruebas positivas también se han reportado en China y podrían implicar que contraer la enfermedad no confiere inmunidad.

Científicos advirtieron que aún queda mucho por conocer sobre el virus.

El jefe del programa de emergencia de la OMS, Mike Ryan, expresó que hay contactos con los organizadores sobre el destino de los Juegos Olímpicos programados para julio en Tokio, pero no se espera una decisión pronto. Su cancelación o reubicación sería un duro golpe para Japón.

El nuevo coronavirus ha golpeado principalmente a China, provocando casi 80.000 infecciones y más de 2.700 muertes, según cifras de la OMS. Se ha extendido a otros 44 países, donde se han reportado alrededor de 3.500 casos y 54 fallecidos.

Pese a que el brote cumple con la definición de pandemia, un contagio generalizado en una gran región, la OMS hasta el momento no ha utilizado el término. “El virus tiene un potencial pandémico”, apuntó Tedros a periodistas en Ginebra, agregando que Irán, Italia y Corea del Sur están en un “punto decisivo”, aún por debajo de la transmisión comunitaria sostenida.

Epidemia en camino

Reuters reportó que, en Australia, el primer ministro, Scott Morrison, ordenó a los hospitales que aseguraran suficientes suministros médicos y personal, mientras que en Estados Unidos el presidente Donald Trump consideraba invocar poderes especiales para expandir rápidamente la producción estadounidense de máscaras y ropa de protección.

Entretanto, el mandatario francés, Emmanuel Macron, explicó que los casos en su país se han duplicado. “Tenemos una crisis ante nosotros. Una epidemia está en camino”, afirmó.

Alemania también ha advertido de una epidemia inminente. Y Grecia, una puerta de entrada para refugiados de Oriente Medio y otros lugares, anunció controles fronterizos más estrictos.

No hay cura para el coronavirus, que puede provocar neumonía, y una vacuna puede tardar hasta 18 meses en desarrollarse.

Irán instó a evitar viajes innecesarios, extendió el cierre de los cines, eventos culturales y conferencias por otra semana y suspendió las oraciones de los viernes en algunas ciudades.

Medios internacionales e iraníes junto a la agencia estatal IR reportaron la noche del jueves que el exembajador de Irán en el Vaticano Seyyed Hadi Khosroshahi murió tras contraer coronavirus en el hospital Masih Daneshvari de Teherán.

Mike Ryan, el funcionario de la OMC, aseguró que el brote en Irán podría ser peor de lo estimado. El país sufrió el mayor número de muertes fuera de China, con 26 fallecidos y 245 infectados, incluidos algunos funcionarios de alto rango. Según los expertos, la alta tasa de muertes en comparación con otros países sugiere que hay muchos casos que aún no se han detectado.

Mientras que en Brasil un día después de la confirmación del primer caso de contagio de coronavirus en Sao Paulo, el primero de Latinoamérica, el número de casos sospechosos saltó en 24 horas de 20 a 132.

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América Mundo Salud

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.