Redacción BLesEn una entrevista con Fox News, el expresidente Donald Trump dijo que Kyle Rittenhouse días después de haber sido absuelto de todos los cargos que era acusado, fue a visitarlos en su casa de Mar a Lago, Florida, que llegó a conocerlo un poco y que estaba de acuerdo con la decisión del joven de haber disparado a sus atacantes en defensa propia.

El martes 23 de noviembre, en el programa nocturno de Sean Hannity, Donald Trump reveló que el joven Rittenhouse, quien estaba acusado de ser un ‘supremacista blanco’ y ‘racista’ por los medios de comunicación principales por haber disparado y matado a dos manifestantes que lo atacaron, fue a visitarlo en su casa de Mar a Lago.

“Tengo que decir que a Kyle… a Kyle lo conocí un poco. Me llamó. Quería saber si podía venir a saludar porque era un seguidor [mío], a diferencia del otro tipo. Vino con su madre, realmente un joven agradable y lo que pasó, debería… eso fue mala conducta del fiscal”, dijo Trump a Hannity.

“No debería haber tenido que sufrir un juicio por eso. Estaría muerto si no. Si no hubiera apretado el gatillo, el tipo que le puso la pistola en la cabeza, en un cuarto de segundo, iba a apretar el gatillo, Kyle habría muerto”, agregó el expresidente refiriéndose a lo ocurrió la noche en Rittenhouse mató en defensa propia a dos personas en la ciudad de Kenosha.

La ordalía de Kyle Rittenhouse

Durante el verano de 2020 en la ciudad de Kenosha, luego de que un hombre negro fuera disparado cuando fue a buscar un cuchillo desoyendo una orden policial, el caso fue una vez más explotado como otro incidente de ‘injusticia social’ o ‘racismo’ de la policía y el movimiento marxista Black Lives Matter organizaron protestas que terminaron en disturbios y destrozos.

Kyle Rittenhouse, cuya familia originalmente era de Kenosha, se ofreció como voluntario para limpiar los grafitis que los manifestantes habían hecho en una escuela secundaria.

Estando en el lugar, una pareja le comentó que estaban buscando ayuda para proteger su local de venta de autopartes en la ciudad, a lo cual Kyle se volvió a ofrecer para proteger.

Como cadete de policía y bombero, Kyle se armó de un rifle y un kit de primeros auxilios sabiendo a lo que se podía enfrentar.

Estando en medio de los disturbios, algunos manifestantes violentos amenazaron a Kyle que caminando en medio de las protestas ofrecía ayuda médica.

En esos altercados, Joseph Rosenbaum quien lo había amenazado antes con matarlo, se acercó desde atrás con un arma y Kyle le disparó cuatro veces.

Anthony Huber, quien había presenciado el hecho comenzó a gritar y perseguirlo, diciendo, ‘atrápenlo, mátenlo’.

Rittenhouse huyó pero varios manifestantes fueron detrás de él.

Kyle se cayó al piso y Anthony Huber lo golpeó con un skate en el cuello una vez, y la segunda vez que lo golpeó con el skate intentó quitarle el arma a Kyle que fue cuando disparó y lo hirió de muerte Huber.

En ese instante, Gaige Grosskreutz que también estaba armado, se acercó a Kyle y pensando que no estaba mirando le apuntó con su arma. Rittenhouse disparó y lo hirió en el brazo.

Gaige Grosskreutz fue uno de los testigos claves del juicio.

Kyle se alejó del lugar y al instante llegó la policía.

El sufrimiento de Rittenhouse se debió principalmente a la cobertura sesgada de los medios

El caso cobró notoriedad pero por las razones incorrectas.

Kyle fue acusado de ‘racista’ y ‘supremacista blanco’, de haber viajado con un arma de fuego ilegalmente de un estado a otro (él reside en Illinois) y de haber actuado como un vigilante, término usado para aquellos que hacen justicia por mano propia.

Sin embargo, las dos personas que murieron en los altercados eran blancas, la tercera persona, que fue testigo de juicio, también es blanca.

La única explicación de por qué los medios intentaron demonizar a Rittenhouse como ‘racista’ es porque estaba en una manifestación supuestamente contra la ‘injusticia social’ porque habían disparado a un hombre negro que tenía antecedentes y que la policía estaba allí porque su propia mujer lo denunció por violencia familiar.

No obstante, la continua cobertura de los medios principales sobre los hechos, hicieron la vida de Kyle una miseria. El descontento social de un sector de la sociedad creció con el reportaje irresponsable de los medios que encasillaron todo como ‘racismo’.

Absolución completa

Rittenhouse era acusado de homicidio doloso en primer grado, homicidio imprudente en primer grado, de poner en peligro la seguridad de forma imprudente, y de haber viajado ilegalmente de un estado a otro con un arma.

Sin embargo, el testigo estrella de la fiscalía, Gaige Grosskreutz, que fue herido por Kyle y fue testigo de todo el incidente, dijo que Rittenhouse le disparó recién cuando él le apuntó con su arma.

Luego de ver la evidencia de los videos y testimonios, y después de tres días de deliberar, el jurado encontró a Kyle inocente de todos los cargos.

Críticos señalan que el caso tendría que haber sido mucho más simple porque la evidencia claramente indicaba que Rittenhouse actuó en autodefensa.

Pero debido a que los medios y algunos políticos enmarcaron el caso como otro acto de ‘injusticia social’ y agitaron la bandera del racismo, la presión sobre la fiscalía, el juez y el jurado para que condenen a Rittenhouse crearon un infierno para el joven y su familia.

Ahora que los medios principales están difundiendo la noticia de la reunión de Trump con Kyle, ¿debería los americanos esperar otra ronda de ataques contra Rittenhouse por ser un ‘supremacista blanco’?

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.