Redacción BLes– El martes por la tarde la Casa Blanca respondió al pedido que la cantante Taylor Swift expresó públicamente durante la entrega de premios MTV Video Music Awards el día anterior sobre que se apruebe definitivamente la ‘Ley de Igualdad para las minorías sexuales’.

En respuesta a una pregunta sobre los comentarios de Swift, el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Judd Deere, simplemente reiteró la ya pública oposición de la administración Trump al proyecto de ley, considerando que esta no es la respuesta ante esta problemática.

“La administración Trump se opone absolutamente a la discriminación de cualquier tipo y apoya la igualdad de trato para todos” dijo Deere, de acuerdo a CNN.

[EL PRESIDENTE TRUMP RECORTA US$60 MILLONES DE FONDOS A LA MULTINACIONAL ABORTISTA PLANNED PARENTHOOD]

“Sin embargo, el proyecto de ley aprobado por la Cámara en su forma actual está lleno de ‘píldoras venenosas’ que amenazan con socavar los derechos de los padres y la conciencia”, agregó.

La administración Trump se ha mostrado siempre abierta a defender las libertades de las personas, tales como la religiosa, de pensamiento o asociación, sin embargo este proyecto vulneraría algunas de las libertades individuales, de personas que no pertenezcan a esas minorías.

Ley de igualdad

Aunque el nombre pueda sonar agradable en teoría, “ley de igualdad”, en la práctica las políticas de orientación sexual e identidad de género a nivel estatal y local han causado graves daños a los estadounidenses de todos los ámbitos de la vida. De aprobarse esta ley, esto se intensificaría, de acuerdo a Daily Signal.

Esta ley en pleno vigor interferiría en la vida de los estadounidenses de maneras que ni siquiera muchos de sus partidarios probablemente lo entienden: desde las aulas de las escuelas hasta los casos en que podrían perder la de custodia de sus hijos si no están de acuerdo con su cambio de género.

[EE. UU.: Autoridades federales investigarán la discriminación de atletas femeninas en favor de chicos transgénero]

Asimismo penalizaría a los estadounidenses que no afirman nuevas normas sexuales o ideología de género y permitiría a más varones biológicos derrotar a las niñas en los deportes.

El gobierno de Obama trató de obligar a los profesionales médicos a ofrecer terapias que afirmen la transición a través de una regulación en la Ley de Cuidado de Salud Asequible, conocida popularmente como Obamacare.

Aunque es movimiento fue detenido por un juez federal, todo eso podría ponerse en marcha nuevamente si una ley nacional impone un mandato de atención médica a nivel nacional con respecto a la identidad de género.

En estos tiempos que corren es bastante habitual que los medios de comunicación y artistas liberales se inclinen por estas políticas de género, tildando de “intolerante” tal como Taylor Swift en su video premiado You Need to Calm Down (Tienes que calmarte) a todo aquel que piense diferente, o que no aplauda el hecho de pagar los impuestos para que a su hijo en las escuelas le enseñen que el género es “algo cultural y no biológico”.

Que “todos sean iguales” suena bien en la teoría, pero en los hechos hay mucha gente que puede salir perjudicada.