Redacción BLes– El régimen chino está pagando el precio de los crímenes que ha cometido en el pasado -los hechos son claros- al igual que las consecuencias a las que se enfrenta por la pandemia de COVID-19.

Se dice que Pekín ha ocultado activamente información importante que provocó la propagación del COVID-19 por todo el mundo, y ahora están sufriendo las consecuencias, ya que la economía china está sufriendo mucho por la pandemia.

Del mismo modo, el ejército chino está sufriendo las consecuencias de la política de un solo hijo del Partido Comunista Chino (PCCh), que ha durado décadas. En 2012, el experto Liu Mingfu, de la Universidad Nacional de Defensa de China, afirmó que al menos el 70% de los soldados chinos son hijos únicos, y el porcentaje es del 80% en el caso de los soldados que empuñan directamente las armas.

Ante las consecuencias de su política de un solo hijo, en 2016, el PCCh tuvo que ampliar su política de planificación familiar permitiendo a las parejas tener más hijos. Sin embargo, la gente ha aceptado el concepto de hogar con un solo hijo que el gobierno les metió en la cabeza hace muchas décadas. Esto, unido a la incertidumbre de las condiciones económicas, no ha animado a las parejas a tener más hijos.

Según el South China Morning Post (SCMP) de Hong Kong, el informe del censo decenal de China, publicado en mayo de 2021, muestra que el país sólo añadirá 12 millones de nuevos bebés en 2020, el menor aumento desde la década de 1960.

Una baja tasa de natalidad que se mantiene igual e incluso disminuye dejará a los militares chinos sin cambios en las próximas décadas. Es decir, no podrán mejorar el factor que determina la fuerza del ejército: el factor humano.

Un ejército débil

Para tener un rápido éxito económico y consolidar su poder hace décadas, el PCCh adoptó una política de planificación familiar extrema y brutal. Según el libro “El Imperio del Sol Rojo” del autor chino Hu Ru Yi, el gobierno chino hizo circular eslóganes para asustar a la gente y que siguiera su política de planificación familiar. Uno de los eslóganes era: “Deseo 10 tumbas más, no 1 persona más”, otro decía: “Prefiero que la sangre fluya hacia un río, sin permitir que nazca una persona más”, y otro: “Necesito un aborto pero no abortar, [entonces] demoler la casa y llevar a las vacas”.

Bajo una presión tan intensa del PCCh, cada familia china sólo tiene un hijo, por lo que aprecian a sus hijos, especialmente a los varones. Cada uno de esos niños suele ser cuidado por seis personas, entre padres, abuelos y bisabuelos, por lo que es fácil tener la mentalidad de considerarse el “ombligo del universo”. La falta de ejercicio, la falta de habilidades para la vida, la debilidad física, la frustración y la incapacidad de soportar la presión psicológica suelen ser manifestaciones de los niños que han sido cuidados con demasiado esmero durante mucho tiempo.

Esos niños se incorporan luego al ejército y se convierten en soldados, y les resulta difícil soportar las estrictas condiciones disciplinarias, cuando los expertos militares siempre han afirmado que “la disciplina es la fuerza del ejército”.

Según SCMP, debido a la grave escasez de tropas, los oficiales militares chinos tienen que aprender a transigir y hacer concesiones a los jóvenes reclutas de la Generación Z (nacidos entre 1995 y 2010) para asegurar su número.

El investigador Zhou Shenming, de Pekín, dijo a SCMP: “Algunos jóvenes soldados están dispuestos a desafiar las órdenes y reaccionar ante sus superiores cuando no están satisfechos. Los militares se ven obligados a adaptarse, pero muchos instructores militares me dijeron que no podían manejar a los jóvenes soldados”.

Además, según el SCMP, tras las protestas de los jóvenes soldados contra la prohibición de usar teléfonos móviles, en 2015, el ejército chino se vio obligado a levantar esta restricción mostrando la impotencia de los oficiales militares chinos frente a los hijos únicos que son vistos como príncipes en las familias.

El SCMP informó además de que el ejército chino tuvo que rebajar sus estándares de reclutamiento debido a la escasez de soldados. Desde 2014, el EPL ha reducido el requisito de altura de 5′ 4″ pulgadas a 5′ 3″ para los hombres y de 5′ 3″ a poco más de 5′ 2″ para las mujeres, y bajó el estándar para los solicitantes miopes y con sobrepeso.

El EPL también ha comenzado a reclutar a graduados de secundaria no cualificados para la universidad, aunque lo que necesita es personal militar de alto nivel para cumplir con los requisitos de modernización actuales.

Debido a la falta de efectivos, el ejército chino también está aumentando el reclutamiento de mujeres soldado. La proporción de mujeres soldados en el ejército chino aumentó del 5% al 7% en los últimos años, según SCMP.

Otro factor que debilita al ejército chino son los problemas psicológicos. Como hijo único, cada soldado chino es responsable de sus padres y abuelos cuando crece.

Es un reto para un soldado llevar esa carga psicológica en la batalla.

En el pasado, los comisarios políticos del ejército chino monopolizaban la propaganda y elevaban la moral de combate de los soldados.

Sin embargo, según el PLA Daily, desde 2011 se han incluido sesiones de asesoramiento y psicoterapia en el programa de entrenamiento para reducir el estrés de los soldados.

Además, los soldados chinos tienen hoy en día acceso a Internet desde muy temprano, por lo que muchos de ellos saben cómo saltarse el cortafuegos para encontrar información objetiva que el gobierno chino siempre trata de encubrir. Cuando se dan cuenta de la verdadera cara del PCCh, se dan cuenta de que no están sirviendo a un ejército del pueblo chino y de la nación china, sino que son sólo un brazo ejecutor del PCCh. No se dejarán engañar fácilmente para convertirse en carne de cañón de una fuerza que ha atormentado al pueblo chino durante los últimos cien años.

Uno de los “tesoros” del PCCh es la propaganda. Al forzar e integrar la propaganda en las escuelas y a través de su sistema masivo de medios de comunicación, el PCCh ha engañado al pueblo chino desde una edad temprana haciéndole creer que el PCCh es el pueblo chino y que ama al pueblo chino. Partido significa patriotismo; patriotismo significa amar al partido.

Para hacer que la gente esté ansiosa por unirse al servicio militar, el PCCh siempre ha enfatizado que ser un soldado es un gran honor porque es una oportunidad para mostrar valentía y coraje.

Para estimular el espíritu nacional del pueblo y de los soldados, el PCCh y sus militares utilizan constantemente trucos de propaganda que han dominado en sus malas acciones. Por ejemplo, a menudo revelan “involuntariamente” vídeos que incluyen a un soldado emocionado y llorando cantando una canción patriótica o a un soldado comunicándose con sus seres queridos a través de llamadas en línea.

Tales vídeos harán que los reclutas se sientan orgullosos, y los espectadores se sentirán abrumados por la admiración de los nobles sacrificios de los soldados y sus familias, animando así a más voluntarios y ayudando a las actividades de reclutamiento del PCC.

En septiembre del año pasado, las redes sociales chinas difundieron un vídeo que mostraba a un grupo de soldados chinos sentados en un autobús cantando la letra de la canción propagandística “Flores verdes en el ejército”, y luego rompiendo a llorar, pero sus rostros estaban borrados. Se cree que los supuestos soldados eran estudiantes de universidades locales, algunos de los cuales se ofrecieron como voluntarios para servir en el frente en el Tíbet.

El Global Times, uno de los principales portavoces del PCCh, explicó la situación de este grupo de soldados: “En ese momento, se estaban despidiendo de sus padres y cantando la famosa canción militar ‘Las flores verdes del ejército’ y la canción ‘Vuelve a casa cuando celebres tus méritos'”.

Sin embargo, los internautas chinos y el mundo entero entienden este vídeo de forma muy diferente a la intención del PCC. Los internautas creen que el vídeo se hizo cuando China e India estaban teniendo un tenso enfrentamiento en la frontera, y estos soldados estaban siendo obligados a ir al frente. Entonces lloraron por miedo, por temor a morir. Otras personas creen que lloraron porque se dieron cuenta de que estaban a punto de convertirse en carne de cañón para el PCC.

Tiempo después, las redes sociales chinas difundieron un vídeo en el que se veía a un grupo de soldados sentados frente a una gran pantalla en el vestíbulo, llorando, mientras hablaban con sus padres. En el vídeo, un padre dice: “Os estoy animando”. Su hijo se levantó y rompió a llorar, agitó la mano en un saludo militar y se atragantó: “Papá, mamá, estaré bien”.

Según Sound of Hope, muchos internautas que vieron el vídeo reaccionaron con exasperación. Una persona dijo: “Este tipo de agitación sólo se encuentra en el mundo en Corea del Norte”. Otro dijo: “El truco es consistente. Los padres de estos niños también se aprovechan”. Otra persona dijo: “Es porque el PCC ha secuestrado la amistad, ha secuestrado el sentido de la piedad filial”.

Una persona dijo que el PCCh sólo sabe hacer propaganda; cuando realmente está en el frente, básicamente no se preocupa y deja a estos soldados a su suerte. Sin embargo, descubrimos que lo que dijo este internauta no carece de razón.

A finales de 2020, el EPL anunció que había equipado al Distrito Militar del Tíbet con un “nuevo tipo de sistema de guerra digital para cada soldado”. Sin embargo, muchos analistas dicen que este sistema viene con un “dispositivo de autodestrucción”, cuando se activa, destruye a los soldados.

Ya en septiembre de 2012, el PLA Daily del PCCh se jactó de este “sistema de guerra digital” personal. El núcleo de este kit es el “sujetador electrónico”, que contiene el módulo de la cámara, la caja convertidora de audio, el procesador de información y la unidad de alimentación. Los equipos de reconocimiento se equiparán con el dispositivo y se infiltrarán en las líneas del enemigo.

El Sr. Du Guang Jian, jefe del equipo de inspección de equipos del EPL, dijo que si el “sistema de guerra digital” cae en manos del enemigo, “además de poder autodestruirse, este dispositivo también puede ser controlado a distancia para autodestruirse”.

Eso significa que los comandantes pueden activar el modo de autodestrucción del dispositivo por seguridad, pero lamentablemente, matando a sus propios soldados, un acto cruel y sanguinario para lograr el objetivo del PCCh.

La aparentemente inteligente propaganda del PCCh y de los militares está teniendo el efecto contrario en el pueblo chino. Ahora el pueblo, los soldados y la comunidad mundial se dan cuenta y comprenden mejor la oscura naturaleza del PCCh, y por lo tanto, los crímenes cometidos por el PCCh quedarán al descubierto para que todos los vean.

Sophia Aniston – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.