Reestablecer relaciones con Venezuela, usar dinero colombiano para financiar al chavismo y un ferrocarril entre los dos países: las promesas de Petro en su visita a Cúcuta.

Mientras el uribismo todavía está definiendo a su candidato a presidente para las elecciones generales del 2022, el Foro de Sao Paulo y la izquierda colombiana ya eligió a su candidato: Gustavo Petro.

Su agenda está más radicalizada que nunca. Petro ya había sido candidato en 2018, cuando perdió en segunda vuelta contra el actual presidente Iván Duque. En ese entonces ya había hecho una campaña de izquierda, pero lo de esta oportunidad no tiene precedentes.

Este jueves, el precandidato del Pacto Histórico visitó la ciudad de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, desde donde propuso restablecer las relaciones diplomáticas con la dictadura chavista en Venezuela.

Además, propone crear un “Banco de la Frontera” que pueda darle acceso al crédito tanto a colombianos como a venezolanos, algo que sin lugar a dudas es una estrategia del Foro de Sao Paulo para usar los recursos colombianos para ayudar económicamente al régimen de Maduro, en caso que Petro llegue a la presidenica.

Petro también aseguró que impulsará un ferrocarril que vincule a la ciudad colombiana con el lago de Maracaibo, que llegue hasta Venezuela en 2 horas, abriendo completamente la frontera entre ambos países, un llamado al narcotráfico.

“Si Petro llegara a la Presidencia se acabaría la democracia, porque ellos no devuelven el poder”, dicen desde el oficialismo, que lo comparaban, y con razón, con Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Daniel Ortega.

Cabe resaltar que hace unas semanas trascendió que Hugo Carvajal, ex jefe de inteligencia de Maduro, señaló ante la justicia de España a Gustavo Petro como el principal operador del chavismo en Colombia y de haber recibido dinero del narcotráfico para el financiamiento de sus campañas.

Fuente: Derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.