Redacción BLesEl Papa Francisco recibió un aluvión de críticas luego de informar que se unió a las fundaciones Rockefeller y Ford, entre otras organizaciones globalistas, para impulsar un “capitalismo inclusivo”.

De acuerdo a Catholic News Agency (CNA, por sus siglas en inglés), la asociación entre el Consejo para el Capitalismo Inclusivo y el Vaticano fue lanzada el pasado 8 de diciembre.

El consejo está formado por empresas y organizaciones globalistas que -según afirman en un sitio web– quieren implementar un nuevo sistema económico más “inclusivo” y “sostenible”.

Entre los miembros se encuentran organizaciones sumamente controvertidas como la Fundación Ford, Johnson & Johnson, la Fundación Rockefeller y Merck.

Según el comunicado de prensa del concilio, citado por CNA, el reciente acuerdo busca “reformar el capitalismo en una fuerza poderosa” bajo el argumento que será “para el bien de la humanidad”.

Sin embargo, estas fundaciones, que cuentan con presupuestos multimillonarios, son fuertemente cuestionados por seguir una agenda que va en contra de los valores familiares y religiosos, al tiempo que buscan imponer una idea hegemónica global en detrimento de la cultura tradicional y la soberanía de los países.

Por supuesto, estos planes no los anuncian abiertamente, sino que los enmascaran detrás de eufemismos tales como promover la “igualdad de género” y “la planificación familiar”, que no son otra cosa más que, respectivamente, romper los valores de la familia tradicional y legalizar el aborto.

Asimismo, bajo la fachada de buscar un esquema productivo más “sustentable” impulsan la producción de energías renovables, como la eólica, imponiendo extraordinarios impuestos a la industria de energías con base en fósiles, como el petróleo, al punto de volver inviables a estas empresas que sostienen el actual sistema capitalista.

Por si queda alguna duda acerca de quiénes están detrás de esta organización (y cuáles son sus intenciones), basta con ver quién es su fundadora: Lynn Forester de Rothschild.

Le recomendamos:

Además de ser socio gerente de Inclusive Capital Partners y apoyar y financiar a la política demócrata Hillary Clinton, la señora Forester de Rothschild es directora ejecutiva de E.L. Rothschild, una sociedad de cartera que posee con su tercer esposo, Sir Evelyn Robert de Rothschild, uno de los miembros más reconocidos de la familia Rothschild.

La controvertida familia Rothschild es propietaria de grandes bancos y grupos financieros. Es la fundadora y socia principal de la Reserva Federal (FED). De hecho, desde hace más de un siglo maneja a discreción la emisión de billetes de dólares y, a lo largo del siglo XX, ha forjado la implementación del actual sistema de dinero fiduciario. 

Este sistema básicamente consiste en que los países (inclusive Estados Unidos) se endeude con la FED, a cambio de que esta proporcione los dólares que necesita la economía para funcionar: un negocio redondo para aquellos que imprimen los “billetes verdes”.

De hecho, este sistema ha ido generando que una minúscula élite financiera-corporativa se haga cada vez más rica, en detrimento de una cada vez mayor cantidad de personas que se va haciendo cada vez más pobre (y dependiente de los dólares de la FED), casi sin darse cuenta.

En este marco, y como es de esperarse, políticos y personas conservadoras han criticado fuertemente el reciente anuncio. Pero lo sorprendente es que también ha recibido un marcado rechazo de fieles católicos que no dudaron en manifestarlo abiertamente en los foros y redes sociales.

¡ESTAMOS EN EL HORNO! ‘DIME CON QUIEN ANDAS Y TE DIRÉ QUIEN ERES’. La MASONERÍA en pleno, el NUEVO ORDEN MUNDIAL, bajo la guía del Papa Francisco, señalándonos el camino a seguir. Esto me supera, no había pasado por mi mente ni en mis peores momentos”, señaló una señora en la caja de comentarios de un reconocido medio católico que publicó la controvertida noticia.

“¿Qué pinta la Iglesia con estos compañeros de viaje? Algunos tienen un currículum pasado y presente abominable. Saben excluir muy bien, de muchas maneras y llevan años haciéndolo y promocionándolo (…) Todo esto en el marco del ‘desarrollo humano’. ¿Pero qué entenderá parte de estas agrupaciones sobre desarrollo humano? Si no respetan el primer derecho fundamental del hombre: el derecho a la vida”, comentó otra.

Otra persona dijo que la noticia y las personas involucradas le recuerdan al cuento de Caperucita Roja y el lobo feroz disfrazado de abuelita.

Inclusive algunos se manifestaron irónicamente: “No, no es posible. Todo el mundo sabe que los Rothschild no existen fuera de las teorías conspirativas, o si queda alguno, actualmente se dedican solamente a la venta de electrodomésticos”.

“Lo de ‘inclusivo’ debe de ser por eso de que ‘incluso lo tuyo es mío’”, escribió con sarcasmo otro usuario.

Asimismo, una persona señaló que a estos “demonios los une la ideología de género, el aborto libre y la eutanasia (cultura de la muerte); la cultura homosexual (uniones, adopción y adoctrinamiento a menores) y drogas legales”.

Los comentarios y repercusiones son muchísimos, de ciudadanos de a pie, gente conservadora y creyentes totalmente decepcionados por el rumbo que ha tomado la iglesia católica y su máximo líder espiritual. Tal vez, estamos en momentos donde la verdad de lo que ha venido ocurriendo hace décadas, o inclusive, siglos, está saliendo a la luz. Ojalá Dios nos iluminé y podamos despertar.

 Miguel Díaz – BLes.com