Redacción BLes –El pasado 23 de diciembre, los abogados de Donald Trump realizaron una apelación de emergencia en la Corte Suprema para solicitar que anule las citaciones a declarar que envió el Comité Selecto de la Cámara de Representantes que investigan los incidentes del 6 de enero en el Capitolio, señalando que un caso anterior, la Corte Suprema advirtió a los demócratas que no pueden usar su cargo para perseguir a sus oponentes políticos.

A un año de los incidentes del 6 de enero de 2021 en el Capitolio, en el que varias decenas de seguidores de Trump entraron por la fuerza al recinto del Congreso para interrumpir la certificación de las elecciones, los esfuerzos de los demócratas por responsabilizar al mismo expresidente por el asalto, continúan, todo a pesar de que:

– Le hicieron un juicio político a Trump en el que fue absuelto. Incluso la ‘evidencia’ presentada para incriminar a Trump por el Rep. Adam Schiff fue manipulada.

– Hubo una extensa investigación del FBI que no encontró evidencia de que el evento hubiera sido coordinado o planificado.

No obstante, el comité selecto de representantes creado para investigar los incidentes –cuya conformación viola las mismas reglas de la Cámara por no incluir la cantidad de republicanos que corresponde, sin mencionar que los dos miembros republicanos fueron elegidos por la presidenta Pelosi–, han continuado avanzando con esa meta en mente y en el último mes citaron a declarar a varios exfuncionarios de Trump y también solicitaron documentación confidencial de la gestión del expresidente.

El equipo legal de Trump intentó bloquear que los demócratas accedan a la documentación confidencial de su gestión y recomendó a los exfuncionarios que no se presenten a declarar, citando el privilegio ejecutivo el cual fue diseñado para proteger secretos de estado. Pero los jueces rechazaron sus argumentos y ahora la palabra final la tiene la Corte Suprema.

Pero ¿por qué Trump ha llamado reiteradamente ‘caza de brujas política’ a los intentos de los demócratas de citar a sus exfuncionarios a citar y de acceder a su documentación?

Según un análisis de Free Beacon, en la apelación de emergencia que realizaron los abogados de Trump en la Corte Suprema utilizaron las declaraciones hechas a la prensa por varios de los miembros del Comité Selecto que investiga los incidentes del 6 de enero, señalando que la intención detrás del comité es solo dañar políticamente a Trump, lo cual excede los límites de sus funciones como congresistas.

Dos años atrás, los demócratas quisieron incriminar a Trump por evasión fiscal y para ello intentaron acceder a los registros financieros del expresidente, pero la Corte Suprema bloqueó el avance de los legisladores, diciéndoles que tenían que probar que acceder a tales registros tenía la finalidad de redactar una legislación.

Los comités del Congreso no pueden “exponer por exponer”, dijo la Corte Suprema, ni pueden actuar como una agencia del cumplimiento de la ley y utilizar las citaciones para juzgar si alguien hizo algo malo.

No obstante, sin tener en cuenta el precedente legal, tanto el representante Adam Kinzinger, Liz Cheney y Adam Schiff dijeron a la prensa que el comité busca ‘exponer’ los supuestos abusos y hacer responsables a los perpetradores y también sugirieron que Trump cometió actos criminales en relación al asalto al Capitolio.

“Todo lo que [el comité] puede hacer es exponer a todos los malhechores, seguir las pruebas, dondequiera que conduzcan, contarle al pueblo estadounidense la historia de lo que ocurrió el 6 de enero, toda la planificación que se hizo, quién estaba detrás en términos de dinero”, dijo Schiff en Late Night con Seth Meyers.

La aparición de Schiff en el programa de Seth Meyers fue para promover su libro sobre la democracia en la era Trump, desestimando que la Corte Suprema advirtió a los legisladores que “las investigaciones realizadas únicamente para el engrandecimiento personal de los investigadores” nunca están permitidas.

El Congreso no tiene “poder general para indagar en asuntos privados y obligar a revelar información”, y “no hay poder del Congreso para exponer por exponer”, escribieron los abogados de Trump en la apelación de emergencia, citando la decisión de la Corte en el caso Trump contra Mazars.

“[El comité] no ha identificado un propósito legislativo claro en el presente esfuerzo”, dice el recurso de Trump. “En su lugar, el material adicional que pretende descubrir parece centrado en la exposición política, no hacia el tratamiento de las fallas de seguridad que son fácilmente descubiertas a través de documentos y testimonios de los oficiales de seguridad y expertos”.

Se espera que antes de que finalice enero, la Corte Suprema decida sobre la apelación de Trump y bien podría ser el fin de la ‘caza de brujas política’ de los demócratas o el principio de una práctica que eliminará para siempre el concepto de ‘secretos de estado’.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.