Redacción BLesEl actor y comediante Rob Schneider famoso por películas como Los Beverly Ricos y por ser el presentador de Saturday Night Live, le dijo a su casi millón de seguidores de Twitter que no se pongan la vacuna contra el Covid, que resistan y que usen la Segunda Enmienda y además golpeó a la administración Biden por la decisión de ir puerta por puerta para buscar a quienes no se han vacunado aún.

“Sólo digan que no…

Y sigan diciendo que no…

Más de la mitad de la población estadounidense sigue diciendo no a esta terapia genética experimental no aprobada. ‘¡Mi cuerpo, mi elección!’ #2daEnmiendaEsPorEsto”, escribió Rob en su cuenta.

Es normal ver actores de Hollywood que en su gran mayoría son liberales y tienden a tener una visión más de izquierda en cuanto a la política, promover las vacunas, las fronteras abiertas, odiar a Trump y los republicanos. Pero ver a un actor como Rob Schneider criticando a un gobierno demócrata… es como salirse del guion en una película.

“Nuestro Gobierno nos ha dicho que planean ir a nuestra puerta principal con esto”, afirmó Rob. “Han mentido, han llevado a cabo una campaña de miedo y bloqueo durante 2 años, han destruido los ingresos de los hogares de clase media, han llevado a la quiebra a miles de empresas y ahora están poniendo en peligro la vida de los niños”.

A pesar de que sus seguidores, que parecen haber quedado sorprendidos y hasta enojados por las recomendaciones del actor, lo criticaron de ‘loco’ o algunos incluso le desearon que se contagie del virus, las declaraciones de Schneider no son descabelladas.

La semana pasada, Biden dijo que era necesario para su administración ir a buscar a los americanos que no se habían vacunado, puerta por puerta, alegando que debido a la nueva cepa Delta supuestamente muy contagiosa es necesario acelerar la vacunación en la población, aparentemente debido a que una gran cantidad de estadounidenses no quiere vacunarse.

Legisladores republicanos reaccionaron criticando al gobierno por ir demasiado lejos con los esfuerzos de vacunación, que bajo la visión libertaria de los republicanos, es una decisión personal el querer aplicarse la vacuna o no.

“¿Qué tal si no llamas a mi puerta? No son mis padres. Son el gobierno. Pongan la vacuna a disposición, y dejen que la gente sea libre de elegir. ¿Por qué ese concepto es tan difícil para la izquierda?”, escribió el representante de Texas, Dan Crenshaw.

No obstante, a pesar de la reacción de los republicanos, el secretario de salud y recursos humanos de la nación, Xavier Becerra, redobló su apuesta y dijo que era absolutamente una cuestión del gobierno saber si la gente está vacunada o no.

Le recomendamos: Nuevas Revelaciones | Hugo CHÁVEZ quizás NO MURIÓ como se cree

Ad will display in 09 seconds

“Nunca fue ilegal tocar la puerta, no tienen que responder”, dijo Becerra. “Pero esperamos que lo hagan, porque si lo hacen podemos ayudar a disipar algunos de esos rumores que ha escuchado y esperamos que se vacunen”.

Pero Rob no está de acuerdo, y las vacunas además de ser una opción individual, son peligrosas.

“Nunca deberíamos abandonar nuestros principios liberales y nuestra postura internacional sobre la autonomía del cuerpo, la libre elección informada y los derechos humanos, y apoyar una coacción sin precedentes sobre los profesionales sanitarios, los pacientes y las personas para que se sometan a tratamientos experimentales con datos de seguridad limitados”, escribió Schneider según Fox News.

“Esto y las políticas que lo acompañan son un peligro mayor para nuestra sociedad que todo lo que hemos afrontado durante este último año”, añadió el actor.

Bien podría ser que los comentarios de Rob le cueste su carrera y que debido a la obsesión de ‘cancelar’ a aquellos que piensan diferente, nunca más encuentre un trabajo en el ambiente en Hollywood.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com