Redacción BLesLa compañía estadounidense famosa por sus servicios de correo electrónico anunció que dejó de prestar servicios completamente en China continental a partir del 1 de noviembre debido a las regulaciones legales que el régimen comunista chino impone a las empresas para que puedan operar en el país.

“En reconocimiento del entorno empresarial y legal cada vez más difícil en China, el conjunto de servicios de Yahoo ya no será accesible desde China continental a partir del 1 de noviembre”, dijo un portavoz de Yahoo a Reuters en un correo electrónico el martes.

“En Yahoo seguimos comprometidos con los derechos de nuestros usuarios y con una Internet libre y abierta. Agradecemos a nuestros usuarios su apoyo”.

Yahoo es la segunda compañía americana después de Linkedin que dejó el país el mes pasado.

No obstante, Yahoo había reducido considerablemente sus servicios en el gigante asiático y apenas mantenía aplicaciones del pronóstico del tiempo y algunas páginas de noticias extranjeras.

Forzados a espiar para el régimen chino

Shi Tao, un periodista independiente chino, fue arrestado en 2004 por haber enviado un correo electrónico desde su cuenta de Yahoo con fotos e información sobre la censura del Partido Comunista Chino a las noticias sobre la Masacre de Tiananmen.

La familia demandó a Yahoo por haber entregado datos privados del periodista al régimen chino, pero Yahoo dijo que las autoridades lo obligaron a hacerlo.

Un año después, en 2005, Yahoo vendió su servicio de correo a la empresa china Alibaba Group de la que compró un 40 por ciento de acciones.

La retirada completa de Yahoo de China no es casualidad.

A partir del 1 de noviembre, entran en vigor una serie de leyes y regulaciones que el PCCh implementó para incrementar el control de la información personal que las empresas extranjeras y nacionales manejan.

Según un reporte del South China Morning Post, bajo las nuevas leyes para regular el ciberespacio las compañías deberán guardar información personal —vagamente definida en la Ley de Protección de Datos Personales— en servidores chinos, aquellos que envíen información personal fuera de China sin autorización, recibirán multas de entre 7 mil y más de 15 mil dólares, incluso las personas involucradas individualmente recibirán multas similares.

Mientras que el PCCh dice que el conjunto de leyes es para proteger la ‘soberanía’ de su ciberespacio, decenas de reporte y expertos han criticado a Beijing por utilizar estas regulaciones para robar propiedad intelectual y colectar datos personales de sus usuarios.

Edward You, oficial nacional de contrainteligencia para tecnologías emergentes y disruptivas —una dependencia de la CIA— dijo que BGI, una compañía de investigación genética cuya sede se encuentra en la ciudad de Shenzhen y que ofrece servicios económicos a hospitales y compañías estadounidenses, creó una base de datos con la información del ADN de pacientes de Estados Unidos.

El mes pasado, el Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad de los Estados Unidos lanzó una campaña para generar conciencia en la comunidad empresarial estadounidense sobre los peligros que existen al hacer negocios con compañías chinas debido a la estrecha relación que tienen con los servicios de inteligencia, el ejército y el régimen que las obliga a darle acceso a información confidencial de sus clientes y socios.

Es decir, para poder operar en China, las compañías son obligadas a violar normas éticas y de seguridad las que en sus países de orígenes se comprometieron a defender y es esta quizá la razón por la que muchas empresas están dejando de operar en el gigante asiático.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.