Redacción BLes– El líder del régimen comunista chino, Xi Jinping, podría estar siendo presionado para dejar su cargo a raíz del mal manejo de la crisis por el virus del PCCh, según informó el asesor de defensa del gobierno británico, Nicholas Drummond.

Acorde a lo informado por el periódico británico Express, Xi Jinping, el líder del Partido Comunista de China (PCCh) estaría sufriendo fuertes presiones no solo en China sino también por parte de la comunidad internacional, debido al mal manejo durante la pandemia del virus del PCCh, e incluso por las afirmaciones cada vez más fundamentadas de un encubrimiento en torno al brote que, según las acusaciones, habría sido en Wuhan.

Según el diario británico, Australia fue uno de los primeros países en desarrollar una investigación independiente sobre los orígenes y el manejo temprano del brote en China. Por lo visto gran parte del mundo se alineó detrás de la iniciativa, y hoy cuenta con 137 naciones copatrocinando una resolución en la Asamblea Mundial de la Salud para una investigación sobre la pandemia.

En noviembre se presentará un informe provisional, que estará encabezado por la ex primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, y la expresidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf.

El principal consultor de la industria de defensa británica y exoficial del ejército, Nicholas Drummond considera que el informe podría significar un desastre para Xi Jinping.

En declaraciones a Express, dijo: “Se hace cada vez más evidente que la pandemia comenzó mucho antes de diciembre del año pasado, en realidad comenzó en septiembre u octubre. En noviembre, sabían que tenían un problema grave entre manos, pero decidieron no informarnos hasta el 22 de enero.”

Esos dos meses que demoraron en informar sobre la situación que estaban viviendo en Wuhan, fueron clave para la expansión del virus a nivel mundial. De lo contrario, si se hubiese informado a tiempo, se podría haber controlado la situación de otro modo impidiendo la circulación del virus del PCCh en el momento clave. 

“La falta de liderazgo de China, esa inescrutable falta de apertura condujo a una crisis global, y China lo hizo deliberadamente para poder salir de la pandemia en una posición económica más sólida”, agregó Drummond.

Organización Mundial de la Salud (OMS)

La OMS también quedó en el centro de las críticas respecto a su mal manejo del virus. Son cada vez más los países y organizaciones que le atribuyen complicidad con el régimen chino en un posible encubrimiento del virus en su etapa temprana.

A casi nueve meses de haberse hecho público en todo el mundo, aún no se escucharon explicaciones por parte de la OMS acerca de por qué demoró tanto tiempo en informar sobre el virus, desconsiderando incluso las alertas tempranas que recibió de Taiwán en diciembre pasado.

El régimen chino transmitió la primera información a la OMS recién el 10 de enero, cuando ya el virus circulaba y contagiaba masivamente. A pesar de esto, su director general el 30 de enero tuiteó: “La rapidez y transparencia de China en este tema ha sido impresionante”. 

En otro comunicado dijo: “Habríamos visto muchos más casos fuera de China a estas alturas, y probablemente muertes, si no fuera por los esfuerzos del gobierno y el progreso que han hecho para proteger a su propia gente y a la gente del mundo”.

Estos mensajes conforman solo un pequeño ejemplo de por qué las sospechas de complicidad entre el régimen comunista chino y la OMS son cada vez más consolidadas.