Redacción BLesUn video publicado este lunes en Twitter por el fundador y editor en jefe de Newlines Magazine, Hassan I. Hassan, está causando mucha preocupación alrededor del mundo.

En el video se ve a Amin ul-Haq, quien fuera un colaborador cercano a Osama Bin Laden, recibiendo una “cálida” bienvenida en su vuelta a su ciudad natal en Afganistán, luego de permanecer 20 años en el exilio debido a la presencia estadounidense en suelo afgano.

De acuerdo a Hassan, Ul-Haq, proveía gran cantidad de armas al grupo terrorista Al Qaeda y era ayudante de seguridad de Bin Laden.

El video muestra a un grupo de personas dándole la bienvenida y  acercándose al móvil en el que viajaba Ul-Haq, para besar su mano y sacarse fotos junto a él. 

También se puede ver cómo el vehículo es seguido por otros automóviles que llevan personas fuertemente armadas y varios con banderas talibanes.

Hassan dice en su posteo que no sería sorpresa que Al Qaeda nombre a un afgano como su nuevo líder y agrega que los talibanes nunca le prometieron a Trump echar a los asociados de Al Qaeda, sólo implícitamente impedirles hacer algo contra occidente.

Daily Mail le preguntó al Pentágono sobre el regreso de Ul-Haq a Afganistán, pero respondieron que no comentan sobre asuntos de inteligencia.

El excolaborador de Bin Laden, figura desde 2001 en la lista de terroristas globales del Tesoro de Estados Unidos y también está sancionado por Reino Unido y la ONU.

De acuerdo con la NBC, Ul-Haq y Bin Laden escaparon cuando fuerzas norteamericanas atacaron el complejo de cuevas de Tora Bora.

El excoordinador del Departamento de Estado de EE. UU:, Nathan Sales, dijo al New York Times que Al Qaeda hará de Afganistán un refugio seguro y lo utilizará para preparar ataques terroristas en Estados Unidos y el resto del mundo.

A su vez, la ONU realizó un informe en junio, en el que se estima que hay hasta 500 afiliados a Al Qaeda y la mayoría estaban fuera de Afganistán.

Este video no hace más que aumentar la preocupación que tienen los norteamericanos a partir de la toma del poder afgano por los talibanes.

De acuerdo a una reciente encuesta, la mayoría se sienten menos seguros que antes del atentado terrorista del 11-S.

Esta encuesta realizada a 1000 personas entre el 22 y 23 de agosto por Rasmussen muestra el temor que generó en el pueblo estadounidense la toma del poder de Afganistán por parte de los talibanes.

El 51% de los encuestados piensa que hoy Estados Unidos no es más seguro que antes del ataque terrorista del 11 de septiembre a las torres gemelas, o sea un 41% más que hace dos años.

A su vez, el 34% sí considera que Estados Unidos es más seguro, lo que representa una baja del 7% en relación al 41% del 2019 y un 14% está inseguro en cuanto a lo que piensa.

Con respecto la pregunta sobre si la guerra contra el terrorismo la está ganando Estados Unidos junto a sus aliados o la están ganando los terroristas, se puede ver la misma tendencia.

El 41% cree que la guerra contra el terrorismo la están ganando los mismos terroristas, contra el 32 que cree que son Estados Unidos y sus aliados quienes la están ganando.

Por otra parte, el 19% piensa que ninguno la está ganando y el 9% no está seguro.

Sebastián Arcusin – BLes.com