El presidente Jair Bolsonaro tiene su mayor caudal de votos en Sao Paulo y Río de Janeiro. Minas Gerais, el segundo estado más poblado, será el centro de la campaña de cara a la segunda vuelta, ya que fue ganado por Lula por un estrecho margen.

El noreste de Brasil fue clave para la ventaja que consiguió Luiz Inácio Lula da Silva en la primera vuelta de las presidenciales de este domingo. En total, el candidato izquierdista obtuvo la victoria en 14 estados, mientras que el presidente Jair Bolsonaro se impuso en 12 estados más el Distrito Federal. Sin embargo, los números de Lula muestran una dependencia de 93 % de dos estados de la región que dominó: Bahía y su natal Pernambuco.

Los 57.253.470 votos que obtuvo Lula (48,43 %) sobre los 51.070.459 (43,20 %) de Bolsonaro equivalen a una ventaja de 6.183.011 sufragios. Solo en Bahía la ventaja de Lula sobre Bolsonaro fue de 3.825.003 votos, mientras en Pernambuco la diferencia a favor del líder del Partido de los Trabajadores (PT) fue de 1.927.384. Esto quiere decir que de los 6.183.011 votos que consiguió Lula de ventaja, 5.752.387 se concentraron en estos dos estados, lo que equivale a 93 % de la brecha.

De los 14 estados dominados por Lula, en nueve de ellos logró una diferencia igual o superior a 20 puntos, en tres consiguió superar a su rival por más de cinco puntos y en dos estados (Minas Gerais y Amapá) la ventaja fue igual o inferior a cuatro puntos.

Por su parte, Bolsonaro consiguió victorias con una ventaja mayor a 20 puntos en seis estados, mientras en el resto de las siete entidades donde se impuso la diferencia fue superior a cinco puntos. De hecho, la brecha más cerrada fue de 6,61 % en Rio Grande do Sul.

En el caso del actual mandatario, su mayor caudal de votos se encuentra en Sao Paulo y Río de Janeiro, tanto por la ventaja conseguida como por el peso electoral, considerando que se ubican en la primera y tercera posición en cuanto a población, con 45 millones y 17 millones de habitantes, respectivamente.

Los dos estados claves para Lula (Bahía y Pernambuco) ocupan el cuarto y séptimo lugar en cuanto a población con 15 millones y 9 millones de habitantes, respectivamente. El exmandatario izquierdista también logró la victoria en el segundo estado más poblado del país, Minas Gerais, con 21 millones de habitantes. Sin embargo, la ventaja de Lula en esta entidad fue de apenas cuatro puntos, lo que sin duda lo convertirá en el centro de la campaña de ambos candidatos de cara a la segunda vuelta.

Por José Gregorio Martínez – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.