Redacción BLes – Obispos de diferentes partes del mundo comenzaron a emitir limitaciones contra la liturgia tradicional después de que el Papa Francisco dictara su nuevo motu proprio (traducido del latín significa: con movimiento propio). Sin embargo, algunos prelados han concedido permisos temporales para que continúe el statu quo actual.

El viernes 16 de julio, el Papa Francisco publicó Traditionis Custodes, un nuevo motu proprio que promueve muchos límites a la celebración de la liturgia tradicional (también llamada “Misa en latín”, “Forma extraordinaria del rito romano”, “Misa antigua”, “Misa de las edades”, “Misa tridentina”).

Una de las limitaciones más significativas era el requisito de que los sacerdotes “solicitaran” permiso para decir la Misa en latín a sus obispos diocesanos, teniendo los obispos el poder de prohibir a los sacerdotes que lo hicieran.

Los obispos también podían determinar “si conservan o no” las parroquias que habían sido construidas canónicamente para celebrar la liturgia tradicional, informó Life Site News.

Diócesis de Baguio, Filipinas

Debido al motu proprio, la comunidad de la Misa en latín de Nuestra Señora de la Expiación en la Diócesis de Baguio, Filipinas, escribió que la celebración de la Misa tradicional se suspendería temporalmente a partir del 18 de julio.

El grupo expresó su optimismo por el restablecimiento de la Misa en latín en el futuro, “una vez que hayamos cumplido con los requisitos estipulados.”

Diócesis de Bismarck, Dakota del Norte

El obispo de Bismarck, David Kagan, ha decidido poner fin a la liturgia tradicional en su diócesis. Al mismo tiempo, una persona en las redes sociales afirmó que el obispo había dejado en manos del sacerdote la decisión de hacer el anuncio públicamente.

Como resultado, la comunidad de la Misa Latina se vio obligada a anunciar que el Novus Ordo (Nuevo Rito) se utilizará para la Misa dominical del 25 de julio.

Diócesis de Clifton, Reino Unido

Dom Bede Rowe y Dom Anselm Redman, de la comunidad benedictina de Nuestra Señora de Glastonbury, en el Reino Unido, afirmaron que su obispo local les había obligado a dejar de decir la Misa Antigua.

“Siguiendo el Motu Proprio y las instrucciones del obispo Declan, la misa en latín de las 12.30 horas en Glastonbury será la última misa en latín aquí. Nuestra Comunidad sigue ofreciendo nuestras oraciones por las parroquias que nos han sido confiadas”.

Diócesis de Covington, Kentucky

El Obispo Roger Foys, obispo saliente de la Diócesis de Covington, envió un correo electrónico al Padre Matthew Cushing en la noche del 16 de julio para informarle que la Misa en latín semanal en la Iglesia de Todos los Santos en Walton, Kentucky, no continuaría, según informó el sacerdote a sus feligreses.

Diócesis de Little Rock, Arkansas

El Obispo Anthony B. Taylor de la Diócesis de Little Rock, Arkansas, fue uno de los primeros en tomar medidas inmediatas para impedir que la Misa Antigua se celebrara en tres iglesias de su diócesis.

También le recomendamos: Bergoglio rompió su silencio para alinearse a la dictadura cubana (Video)

Ad will display in 09 seconds

El obispo Taylor indicó en un comunicado de prensa el 16 de julio que las dos parroquias personales de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro pueden celebrar la Misa en latín. Se trata de las parroquias individuales de San Juan Bautista en Cabot y Nuestra Señora de los Dolores en Springdale.

La misa en latín, en cambio, “ya no se celebrará en El Dorado, Mountain Home o Cherokee Village”, dijo.

Diócesis de Mayagüez, Puerto Rico

El obispo de Puerto Rico, Mons. Ángel Ríos Matos, ha declarado “prohibida” la Misa tradicional en latín en la diócesis, alegando que ninguna comunidad ha reclamado la necesidad de celebrar la Eucaristía con esa forma excepcional.

En consecuencia, el obispo Ríos Matos proscribió toda promoción de la liturgia tradicional, declaró que no se asignaría ningún espacio ni sacerdote para los antiguos rituales, y prohibió el uso de los ornamentos católicos tradicionales más típicamente asociados al rito antiguo.

Kathy Vittetoe – BLes.com