Su juicio ha comenzado en Kiev: está acusado de disparar y matar a un civil desarmado. El joven soldado se enfrenta a penas de entre 10 años y cadena perpetua.

“Está aquí. Lo tenemos”, clamaba el pasado martes la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, desde Kiev. Se refería a Vadim Shysimarin, el primer soldado ruso que va a ser juzgado en Ucrania por crímenes de guerra. Este viernes se ha iniciado el juicio.

Shysimarin, de 21 años, era comandante de la cuarta división acorazada de la Guardia Kantemirovskaya. Está acusado de haber asesinado a un civil de 62 años y se enfrenta a penas de entre 10 años y cadena perpetua.

El relato de los hechos de la fiscalía ucraniana, que ha expuesto en su cuenta de Twitter, señala que Shysimarin luchó en la región de Sumy, en el noreste de Ucrania. El 28 de febrero habría matado al civil en la aldea de Chupakhivka.

Ese día, el joven viajaba en un convoy de vehículos militares rusos cuando fue atacado por fuerzas ucranianas. En la huida posterior se le acusa de haber disparado sobre un hombre desarmado que iba en bicicleta a buscar comida mientras hablaba por teléfono.

Según la fiscalía, Shysimarin recibió la orden de “matar a un civil para que no les denunciara a los defensores ucranianos”

Según el comunicado de la acusación, el joven y otros cuatro soldados rusos, habrían robado un coche en las afueras de Chupakhivka. Shysimarin habría disparado desde el interior del vehículo, acabando con la vida de aquel hombre, que se encontraba a sólo unos metros de su casa.

La fiscalía detalla que el soldado disparó su rifle AK-47 porque recibió la orden de “matar a un civil para que no les denunciara a los defensores ucranianos”. Según un portavoz de la fiscalía de Ucrania, “los fiscales e investigadores del SBU (servicios secretos ucranianos) han recopilado suficientes evidencias”.

A Shyshimarin se le acusa de violación de las leyes de la guerra y de asesinato premeditado. Si es condenado se enfrenta a penas de entre 10 y 15 años de prisión o a una pena de cadena perpetua.

Ya son 11.000 delitos

El número de delitos registrado por la fiscalía general de Ucrania ha superado ya los 11.000. Según Unicef, durante la invasión rusa, sólo en abril, ha muerto al menos un centenar de niños.

Esta semana el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha aprobado, por amplia mayoría, iniciar una investigación sobre los posibles crímenes de guerra rusos en Ucrania. Sólo votaron en contra fueron China y Eritrea, ambos aliados de Rusia. Se abstuvieron Armenia, Bolivia, Camerún, Cuba, India, Kazajstán, Namibia, Pakistán, Senegal, Sudan, Uzbekistán y Venezuela

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.