Redacción BLes – Un estudio de la Universidad de Denver predijo recientemente que la participación de la Unión Europea (UE) en el mercado mundial se dirige a una drástica caída en las próximas décadas. 

En estos momentos, la participación en el comercio global de los 28 países miembros de la UE asciende al 22% del producto interior bruto (PIB) mundial, sustancialmente inferior al 35% que tenían las mismas naciones en 1960, de acuerdo con datos recogidos por el medio británico Express

Y, de acuerdo con el estudio realizado por el Centro Frederick S. Pardee para Futuros Internacionales de la Universidad de Denver, este porcentaje caerá al 9,9% para el año 2100. Y este escenario puede ser aún peor dado que el estudio no ha valorado las consecuencias de la salida del Reino Unido de la UE prevista para finales de enero. 

Y es que el estudio augura que será precisamente Reino Unido la única nación de la UE en aumentar el tamaño de su economía hasta alcanzar el séptimo puesto el año que viene y el sexto lugar para 2100 sobrepasando a Alemania y Francia y convirtiéndose en la mayor economía del continente europeo. 

Por el contrario, la economía española, por ejemplo, pasaría del puesto 13 al 33 para 2100 de permanecer en la UE, de acuerdo con los expertos del Centro Pardee. 

Fuera de Europa, las economías que más crecerán serán India, China, Estados Unidos, Indonesia y Nigeria. 

De hecho, Estados Unidos ha experimentado un gran crecimiento en los casi tres años de mandato del presidente Donald Trump, pasando de ser un quinto de la economía global (21.2%) a un cuarto de la economía global (24.8%), de acuerdo con datos de la Clasificación Económica Mundial del Centro de Investigación Económica y Empresarial (CEBR por sus siglas en inglés).

¿Se desmorona la Unión Europea?

Además de las sombrías expectativas a nivel económico, las graves interferencias en la soberanía de los estados miembros están dando lugar a un creciente malestar en países como Polonia, Hungría o España. 

En el caso de Hungría, la UE trata de imponen una política migratoria contraria a la decidida por el gobierno de Viktor Orban y algo similar sucede en Polonia. 

El caso de España es aún más delicado ya que una reciente sentencia del alto tribunal europeo otorgó inmunidad parlamentaria a un líder independentista catalán condenado en sentencia firme en España por sedición. Oriol Junqueras fue elegido miembro del Parlamento Europeo la pasada primavera, antes de ser condenado y cuando aún no había sido inhabilitado para ejercer cargo público.

Este fallo choca frontalmente con la sentencia de la justicia española que, además de condenar a pena de cárcel al líder independentista, le inhabilitó para ejercer cargo público por más de 10 años. 

En este contexto de enorme descontento en la nación española por el violento y largo proceso separatista que sufre el país desde hace más de tres años, el partido conservador VOX, el tercero en número de escaños en el Congreso de los Diputados criticó duramente lo que considera un “ataque a la soberanía nacional de España y una humillación”: 

“España está sufriendo un gravísimo ataque a su soberanía y por lo tanto, a su Constitución. A este ataque hoy se han sumado los tribunales europeos. Después de que varios países “aliados” cuestionen y humillen a nuestra justicia, ahora el Tribunal Europeo de Justicia de la UE da oxígeno y apoyo al proceso golpista en Cataluña”, escribió el presidente de VOX, Santiago Abascal en Twitter. 

“Urge que España se haga respetar en Europa”, añadió Abascal que, a raíz de este incidente, está recibiendo cada vez más presión de sus bases y votantes para que lidere un movimiento de salida de la UE que ya se ha viralizado en redes sociales bajo el nombre de ‘Spexit’.

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds