Redacción BLes – Los líderes europeos calificaron la imposición de la nueva ley de seguridad desde China continental en Hong Kong como una “decisión deplorable”, señalando que ello solo conduce a que se acelere la reevaluación de las relaciones con China como socio económico confiable.

El presidente del Consejo de la Unión Europea, Charles Michel, anunció que era una decisión lamentable, mientras que Úrsula von der Leyen, jefe de la Comisión Europea, aseguró que de momento el bloque se encontraba en conversaciones con socios internacionales sobre cualquier medida posible en respuesta al régimen chino.

“La UE expresa su grave preocupación por las medidas adoptadas por China el 28 de mayo, que no están en conformidad con sus compromisos internacionales”, expresó el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell.

“Las relaciones de la UE con China se basan en el respeto y la confianza mutuos. Esta decisión cuestiona aún más la voluntad de China de mantener sus compromisos internacionales”, añadió Borrell, según informó Euractiv.

La polémica ley que entró en rigor el pasado martes en la Región Administrativa Especial de Hong Kong tiene por objetivo prohibir cualquier movimiento antigubernamental, condenando la secesión, la subversión, el terrorismo y la colusión con fuerzas extranjeras.

Según los expertos en el tema, la aprobación de la ley de seguridad por parte del Congreso Nacional del Pueblo perjudica considerablemente los derechos civiles en el territorio semi-autónomo, afectando directamente a las protestas que han tomado lugar desde el año pasado en favor de la democracia.

Joshua Rosenzweig, director del equipo de China de Amnistía Internacional, señaló en un comunicado que “de ahora en adelante, China tendrá el poder de imponer sus propias leyes a cualquier sospechoso criminal que elija”.

“El deseo de China de aprobar esta ley rápidamente también es una señal ominosa para las elecciones legislativas que se celebrarán en Hong Kong en septiembre, con la amenaza de que la ley de seguridad pueda usarse contra los candidatos prodemocráticos”, agregó, de acuerdo con Euronews.

Al respecto, Lord Patten, quien fue el último gobernador británico en Hong Kong, expresó: “Esta decisión, que afecta a la legislatura elegida de Hong Kong, marca el final de ‘un país, dos sistemas’. Es una violación flagrante de la declaración conjunta chino-británica, un tratado presentado en las Naciones Unidas, y la mini constitución de Hong Kong, la Ley Básica”.

“Acelerará el estado de derecho de la ciudad, presentando una gran confrontación entre lo que se aprueba para la ley en China y el sistema de derecho consuetudinario en Hong Kong, lo que ha permitido a la ciudad funcionar como uno de los centros financieros más importantes de Asia. La separación de poderes está en peligro de ser destruida y los tribunales politizados por la disposición de que la directora ejecutiva elegirá a los jueces para los casos de seguridad nacional”, aseveró Patten.

Tam Yiu-Chung, único representante de Hong Kong ante el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo tan solo detalló en una conferencia de prensa el martes que los castigos no incluirían la pena de muerte.

Como señala The Guardian, ahora varios países están en medio de una tensa relación con China. Por su parte Australia se encuentra bajo una creciente disputa de seguridad y comercio, y recientemente anunció que espera aplicar un aumento en la seguridad cibernética avalado en US 938,17 ($ A1.35bn), incluido el reclutamiento de 500 espías cibernéticos.

Francia se encuentra buscando estrechar sus relaciones con la India, un país que en la actualidad entabla un intenso conflicto armado en la frontera de Ladakh y que el lunes anunció que prohibiría más de 50 aplicaciones chinas, incluidas TikTok de Bytedance y WeChat de Tencent.

Le puede interesar: