El partido nacionalista negro de extrema izquierda sudafricano Luchadores por la Libertad Económica, acusó a Israel de ser un “Estado malvado” y llamó a su destrucción. Su líder está condenado doblemente por incitación al odio tras declaraciones avalando la matanza de blancos e indios.

El partido comunista sudafricano Luchadores por la Libertad Económica (EFF), afirmó en un comunicado reciente que Israel es un “Estado malvado que debe ser destruido con urgencia”. En el mismo se condena al “Estado de apartheid israelí, sádico, cruel y genocida”.

Finalmente, no dudan en hacer un llamado al presidente Cyril Ramaphosa y su gobierno, del cuál no forman parte sino que al contrario, son oposición, a expulsar al embajador israelí del país, una medida radical que no es tomada en serio ni por el resto de la oposición.

El EFF, a pesar de que por su nombre podría parecer un partido liberal y que aboga por el capitalismo como sistema económico, está completamente en contra de estos, e inspira su accionar político en el marxismo-leninismo, el anti-imperialismo, el populismo de izquierda y hasta el nacionalismo negro, el cuál sale a la luz cada vez que el líder del partido, Julius Malema, hace declaraciones racistas contra los blancos y los indios.

EFF, lejos de ser un partido de nicho por sus ideologías radicales, cuenta con 44 de los 400 escaños de la Asamblea Nacional, siendo el tercer partido más grande del país, solo detrás del oficialismo, compuesto por el centro-izquierdista Congreso Nacional Africano, y del centrista liberal Alianza Democrática, principal opositor.

Además, ciertos dichos de Malema (condenado doblemente por incitación al odio) han causado controversia no solo a nivel nacional sino en todo África, como cuando dijo en 2016 que su partido “no llama a la matanza de personas blancas… al menos por ahora”.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.