La salud de Vladimir Putin ha sido puesta en entredicho por Proekt, un medio de comunicación ruso independiente al Gobierno que, incluso, está en estos momentos censurado.

 
En su casa del Mar Negro, en los últimos cuatro años ha tenido que acudir personal sanitario hasta en 35 ocasiones, entre los que se encuentran Shcheglov e Igor Esakov, otorrinolaringólogos, y Yevgeny Selivanov, cirujano.

Este medio ha desarrollado una investigación al respecto, aportando varios documentos que acreditan estas visitas de más de una decena de diferentes especialistas

Ya en 2020, después de un ataque de tos que sufrió Putin cuando estaba en una reunión que estaba siendo televisada, “mostró públicamente interés en el problema del cáncer de tiroides”.

Valery Solovey, exjefe del Departamento de Relaciones Públicas del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, declaró en el mes febrero de este año que Putin podría tener síntomas compatibles con ambas enfermedades.

Ante la difusión de estas informaciones, el Kremlin ha querido salir a desmentirlas, asegurando Dmitry Peskov que la salud del mandatario ruso es “excelente”.

Fuente: 20 Minutos

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.