Altos funcionarios turcos han llamado a las personas LGBTQ “pervertidos” que pretenden dañar los valores familiares tradicionales.

Este domingo un grupo anti-LGBTQ marchó en Estambul, exigiendo el cierre de las asociaciones LGBTQ y la prohibición de sus actividades, en la manifestación más grande de este tipo en Turquía.

La manifestación nombrada como «La gran reunión familiar» reunió a varias personas en Estambul con Kursat Mican como orador de los organizadores, quien expresó que han reunido más de 150,000 firmas para exigir una nueva ley del parlamento de Turquía que prohibiría lo que llamaron propaganda LGBTQ, que dicen impregna Netflix, las redes sociales, las artes y los deportes, reseñó Local 10.

Reacciones de los participantes

Hatice Muge, niñera de la provincia de Bursa, aseveró que «la gente está aquí a pesar de la lluvia por sus hijos, por las generaciones futuras”, dijo, instando al gobierno turco a tomar medidas. “Deberían salvar a la familia, deberían salvar a los niños de esta inmundicia”.

En las manifestaciones se podían leer pancartas con mensajes como “proteger a la familia es un tema de seguridad nacional”.

Asimismo, recordemos que en Turquía se prohibieron los desfiles LGBTQ desde el 2015.

Previo a esta manifestación, los organizadores hicieron circular un video con imágenes de marchas anteriores del Orgullo LGBTQ en Turquía, incluyendo en el metraje la lista de anuncios de servicio público del organismo de control de medios de Turquía.

Acción y reacción sobre el LGBTQ en Turquía

El video y la manifestación crearon una respuesta negativa en las asociaciones LGBTQ y otros grupos de derechos. Los organizadores del Orgullo de Estambul pidieron a la oficina del gobernador que prohibiera el evento y a las autoridades que retiraran el video, argumentando que ambos eran odiosos.

De igual forma, El ILGA Europa, una organización que trabaja por la igualdad LGBTQ, tuiteó que estaba extremadamente preocupada por los riesgos de violencia.

“El estado turco necesita cumplir con su obligación constitucional de proteger a todos sus ciudadanos contra el odio y la violencia”, dijo.

Igualmente, la oficina de Amnistía Internacional en Turquía expresó que los anuncios de servicio público que enumeraban en el evento violaban los principios de igualdad y no discriminación de Turquía.

Altos funcionarios turcos han llamado a las personas LGBTQ “pervertidos” que pretenden dañar los valores familiares tradicionales.

Monica Munoz – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.