Redacción BLes – En el país de Turkmenistán, situado en Asia Central, recientemente desde el gobierno se ha emitido la orden de prohibir la palabra ‘coronavirus’. Hasta ahora la restricción se ha implementado en cualquier fuente de información, desde panfletos de salud hasta medios de comunicación oficiales, según Reporteros sin Fronteras.

Si bien ante la alarma que generó la pandemia el país tomó rápidas medidas para evitar la propagación del brote de COVID-19, o virus del PCCh (Virus del Partido Comunista Chino), al momento el gobierno es renuente de reportar algún caso de contagio.

Por lo tanto al día de hoy no tiene cifras oficiales por contagio, mientras que países vecinos como Irán se reporta un número de contagios que asciende a más de 30 mil, mientras que el número de muertes sobrepasan las tres mil víctimas.

Según indica IBT Times los ciudadanos no tienen acceso a la información dado que los medios oficiales son controlados por el gobierno, e incluso está prohibido el uso de máscaras faciales así como también hablar sobre la enfermedad en público, ya que quien lo haga podría ser arrestado por las autoridades.

La policía además circula de civil entre los peatones con el ánimo de ejercer un mayor control de la información relacionada con el virus la cual pueda terminar siendo difundida.

Dada las restricciones los ciudadanos están optando por hablar en lenguaje codificado y así estar al tanto de la enfermedad. Según Médicos sin Fronteras la situación de censura que vive Turkmenistán podría llevar a que las personas estén frente a un inminente peligro.

De acuerdo con ABC News, aunque la prohibición instaurada por el presidente Gurbanguly Berdymukhammedov se ha extendido a todo el país, el líder conocido como “padre protector” ha estado sosteniendo conversaciones con su homólogo vecino de Uzbekistán con el ánimo tomar una serie de medidas para combatir el virus.

“Se discutieron los aspectos actuales de la cooperación bilateral, incluidas las medidas prioritarias tomadas en ambos países para prevenir la propagación de la infección por coronavirus”, según indica un informe de la llamada.

“Se observó con satisfacción el trabajo de los departamentos y organizaciones pertinentes para proporcionar asistencia práctica mutua y supervisar el desarrollo de la situación epidemiológica, especialmente en las zonas fronterizas”, agrega el informe.

Hasta el momento la región de Asia Central presenta una brecha en la información sobre el avance de la pandemia; la falta de transparencia en las cifras por contagio ha llamado la atención y despertado sospechas en otros países que por el contrario han informado abiertamente sobre el impacto que ha generado el virus del PCCh.

Turkmenistán ocupa el último lugar en el Índice Mundial de Libertad de Prensa, según el último reporte del año 2019.

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.