Los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de entre 96 y 100 años, acudieron a Washington para la ceremonia.

WASHINGTON.- Siete veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de entre 96 y 100 años, acompañaron al presidente Donald Trump en una ceremonia de colocación de ofrenda floral el viernes para conmemorar el 75to aniversario del fin de la guerra en Europa.

Los veteranos habían esperado conmemorar la ocasión en Moscú, pero esa idea se desechó a causa de la pandemia de coronavirus.

Trump llegó al monumento en la capital del país acompañado por la primera dama Melania Trump. Participaron en la colocación de ofrendas y recorrieron el sitio, deteniéndose brevemente frente a un muro con la frase: “Aquí marcamos el precio de la libertad”.

El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump participaron en la colocación de ofrendas. (Foto: @FLOTUS /Twitter)

Funcionarios de la Casa Blanca destacaron que los veteranos “eligieron a la nación sobre sí mismos” al unirse a Trump en la ceremonia.

“Esos héroes son testimonios vivientes del espíritu estadounidense de perseverancia y victoria, sobre todo en medio de días oscuros”, dijo Judd Deere, portavoz de la Casa Blanca.

 
Veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de entre 96 y 100 años, acompañaron al presidente Donald Trump en una ceremonia de colocación de ofrenda floral. (Foto: @NationalMallNPS /Twitter)
Veteranos de la Segunda Guerra Mundial acompañando al presidente Donald Trump en la ceremonia de colocación de ofrenda floral. (Foto: @NationalMallNPS/Twitter)

Entre los veteranos que acompañaron a Trump estuvo Gregory Melikian, de 97 años, quien envió al mundo el mensaje cifrado de que los alemanes se habían rendido incondicionalmente.

Otros que estuvieron en Washington incluían a los participantes del desembarco de Normandía que cambió el rumbo de la guerra: Steven Melnikoff, de 100 años, Guy Whidden, de 97, y Harold Angle, también de 97.

Donald Halverson, de 97 años, peleó en algunos de los combates más encarnizados en Italia. John Coates, de 96, estuvo en la Batalla de las Ardenas. Jack Myers, de 97, estuvo con una unidad que liberó el campamento de concentración Dachau.

Timothy Davis, director de la Greatest Generation Foundation, que ayuda a los veteranos a regresar a los países donde pelearon, dijo que los soldados estadounidenses tenían planeado viajar a Moscú para un evento de conmemoración. Señaló que dada la imposibilidad de viajar debido a la pandemia de coronavirus, los veteranos le sugirieron conmemorar el día en Washington.

Fuente: El Imparcial.