Redacción BLes – El primero de marzo los medios oficiales de China hicieron eco del éxito logrado después de haberse realizado ‘el primer trasplante doble de pulmón en el mundo’ a un paciente de 59 años infectado con coronavirus.

Según informaron medios estatales como Xinhua, la operación que se llevó a cabo el pasado 29 de febrero tuvo como donante a un hombre que falleció por muerte cerebral, cuyos pulmones fueron trasladados en un ferrocarril de alta velocidad desde fuera de la provincia de Jiangsu.

Entre los objetivos que los especialistas atribuyen a la operación está el hecho de poder encontrar nuevos tratamientos contra la epidemia, sin embargo el procedimiento médico dejó al mismo tiempo serias dudas sobre su transparencia.

Un día después de haberse llevado a cabo la intervención en el hospital del pueblo de Wuxi, se dio a conocer la sentencia final del tribunal independiente con sede en Londres sobre sustracción forzada de órganos en China.

Tras seis meses de que el tribunal escuchara las voces de testigos, el equipo de especialistas en derechos humanos, liderado por Sir Geoffrey Nice QC, detalló la manera como el régimen chino ha venido falsificando datos oficiales sobre el número de trasplantes realizados.

Las conclusiones de los expertos dejó en evidencia el corto plazo de tiempo que se requiere para que una persona del extranjero que está dispuesta a pagar por un trasplante de órgano en China acceda a este, mientras que las regulaciones sobre el trámite para trasplantes en otros países tardan varios años.

En un artículo de la revista Bitter Winter, la investigadora Ruth Ingram, escribió: “El paciente, a quien el 24 de febrero se le concedieron días de vida después de un rápido deterioro de su función pulmonar, solo tuvo que esperar cinco días antes de que se encontrara un donante con muerte cerebral perfectamente compatible y ‘consentido’”.

Según el documento, el número de trasplantes de órganos en china en los últimos años ha venido presentando un crecimiento exponencial pese a que Beijing se había comprometido a dejar de seguir sustrayendo órganos de personas condenadas a muerte tras firmar un acuerdo. 

Ingram detalló que “el informe completo del tribunal contiene nuevas pruebas impactantes de que el propio presidente Jiang Zemin (1993-2003) emitió la orden de extraer órganos de practicantes de Falun Gong, y que la complicidad del gobierno chino se evidencia a cada paso”.

Falun Gong es una disciplina espiritual que fue introducida en China al público en el año 1.992 por el Sr. Li Hongzhi. Esta disciplina de la escuela Buda logró una gran aceptación por parte del público debido a sus beneficios para la salud del cuerpo y de la mente, llegando a sumar cerca de 100 millones de practicantes.

No obstante el régimen comunista chino desde el año 1.999 utilizó el aparato del estado y los medios de comunicación para incentivar una campaña de difamación contra Falun Gong debido a que los practicantes estaban superando en número a los miembros del Partido Comunista Chino, convirtiéndolos de ese modo en el blanco de todo tipo de torturas

De acuerdo con las descripciones en el informe final elaborado por el tribunal con sede en Londres, las clasificaciones sobre el número de trasplantes de órganos ofrecidos en China resultan “contradictorios” e “inverosímiles” y mucha de aquella información habría sido “incentivada” por grandes sumas de dinero.

Por su parte Geoffrey Nice, presidente del tribunal y fiscal experto en crímenes de guerra, declaró: “La conclusión muestra que muchísimas personas han sufrido muertes indescriptibles y horribles sin motivo alguno…”

También “que más personas pueden sufrir de manera similar, y que todos nosotros vivimos en un planeta donde la extrema maldad puede encontrarse en el poder de aquellos que, por el momento, dirigen un país con una de las civilizaciones más antiguas conocidas por el hombre moderno, que deberíamos ser capaces de respetar y de la que deberíamos ser capaces de aprender”, agregó.

Por su parte, Ingram finalizó el artículo señalando: “Las noticias de hoy de que China está anunciando otra primicia para su propia banda indomable de corazones de león médicos, frente a las probabilidades más altas que el coronavirus podría arrojarles, deberían caer en oídos poco impresionados y profundamente escépticos”.

“Se deben hacer preguntas serias, no adulación, acerca de los futuros heroicos de la sala de operaciones, particularmente cuando implican más trasplantes de doble pulmón a corto plazo”, concluyó.

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.