Las autoridades de Filipinas elevaron a 50 el número de muertos a causa del tifón Phanfone, la tormenta más letal que azotó al país en 2019 y que dejó además 143 heridos, cinco desaparecidos y 140.000 desplazados, según un reporte oficial divulgado el martes (31.12.2019).

La mayoría de los fallecidos eran habitantes de la isla de Panay, en la región central del país, informó el Consejo Nacional para la Gestión de Desastres. Entre las víctimas figuran tres marineros muertos cuando su barco zozobró y un policía electrocutado.

El tifón causó daños valorados en 21 millones de dólares, tras haber afectado a más de 400.000 viviendas y edificios comerciales, unas 400 escuelas y 72 tramos de carreteras.

Los mayores destrozos se reportaron en la isla central de Visayas, donde más de dos millones de personas resultaron perjudicadas. Se estima que unos 80.000 filipinos permanecen en refugios de emergencia y es posible que tengan que quedarse hasta el Año Nuevo, dada la magnitud de la destrucción.

Filipinas recibe cada año entre 15 y 20 tifones durante la temporada de lluvias, que comienza entre mayo y junio y suele concluir entre noviembre y diciembre. Muchas de las tormentas arrasan con las cosechas, los hogares y la infraestructura, manteniendo a millones de personas en una pobreza perpetua.

Fuente: DW

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

videoinfo__video2.bles.com||06daa9374__

Ad will display in 09 seconds