Redacción BLes – Las escuelas primarias y secundarias de toda China han venido implementado parámetros cada vez más rigurosos frente a los materiales de enseñanza, su revisión por parte del Ministerio de Educación Nacional busca que las nuevas generaciones adopten sin omisión las directrices ideológicas del régimen comunista chino.

De acuerdo con lo recogido por la revista Bitter Winter, el nuevo material de estudio está relacionado con tres cursos: idioma chino, historia y ‘moralidad y estado de derecho’. La verificación de los textos además pretende erradicar cualquier tipo de influencia occidental que se encuentre en su contenido.

Tian Huisheng, director de la Oficina de Materiales de Enseñanza del Ministerio de Educación, declaró en una conferencia de prensa el 27 de agosto del año pasado, que “los libros de texto para los tres cursos tienen atributos ideológicos serios y reflejan la voluntad nacional y los valores socialistas centrales”.

Según expresó a CNN el analista chino Willy Lam, profesor adjunto de la Universidad de Hong Kong, la prohibición es el último ejemplo del “tremendo esfuerzo del partido para controlar la mente de los chinos frente a la influencia extranjera”.

Además, con el ánimo de garantizar una correcta implementación de los textos de enseñanza, el Ministerio de Educación planea enviar personal especializado para capacitar a los maestros y de ese modo garantizar que la interpretación del material de enseñanza sea el adecuado y no se enseñe antes de las capacitaciones.

Respecto a la iniciativa del sistema educativo del régimen, un profesor de idioma chino de la región autónoma de Guanxi Zhuang, en el sur de China, expresó: 

“Durante la capacitación, el experto dijo que la reforma se introdujo principalmente porque el plan de estudios anterior para el idioma chino, la historia, la política ‘adoraba’ los valores occidentales y sufría una grave occidentalización”.

“No logró ‘implementar las principales directrices del partido y del estado sobre el trabajo de materiales didácticos’, de modo que los estudiantes capacitados pudieran desear la democracia y la libertad occidentales y no conocerían el patriotismo”, explicó el docente.

Así mismo dijo que durante la capacitación se indicó que para que el estado pudiese resolver tales problemas tuvo que “establecer una institución de alto rango que coordine el trabajo a nivel nacional en materiales de enseñanza”.

Por su parte, otro docente que asistió a la capacitación en la provincia central de Henan, dijo que en la reunión los expertos afirmaron que la democracia occidental estaba llena de defectos y que no habían derechos humanos, argumentando que las personas se habían vuelto codiciosas e indisciplinadas bajo el sistema democrático occidental.

“Cuando enseñamos la historia moderna extranjera, todos admiramos a los países occidentales, ya que ya tenían democracia. Esta reforma curricular exige solo enseñar la bondad de la autocracia china y la limitación de la democracia. Se nos pide que introduzcamos constantemente los valores socialistas centrales y el sentimiento patriótico en nuestras lecciones”, expresó el profesor de historia.

Además de rechazar la democracia occidental, el material de estudio que será implementado además prohíbe las imágenes religiosas en donde se vean templos e incluso textos que estén relacionados con la religión. Según Bitter Winter, algunos maestros notaron que las palabras “Dios”, “Oración”, “Cristo” o “Biblia”, habían sido eliminadas de los textos.

La reforma también hizo énfasis en la capacitación de estudiantes, ya que según el Ministerio de Educación, los estudiantes tienen “la gran responsabilidad del rejuvenecimiento de la nación china”. La capacitación además ha dejado en claro que quienes utilizan su talento y educación para “involucrarse en el separatismo étnico” y “difamar a su país y a su gente” deben ser castigados.

Algunos otros maestros que asistieron a la capacitación dijeron a Bitter Winter que los expertos utilizaron las protestas prodemocracia de Hong kong como ejemplo, señalando que la juventud desenfrenada en Hong Kong no reconocía su identidad china y que la culpa de esto eran los materiales de enseñanza de calidad ‘inferior’.

De acuerdo con el analista chino willy Lam, “Esto es parte del aparato de control de pensamiento del país (…) El momento de la nueva prohibición ha coincidido con el repudio abierto de los valores del Partido Comunista por parte de los manifestantes en Hong Kong y el presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, antes de las elecciones presidenciales”.

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds

Temas: Categorías: China Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.